Quantcast
jueves, 17 junio 2021 19:45

Barcelona: las malas relaciones entre Koeman y estos jugadores que afectan al equipo

La conjura que realizó Lionel Messi en su casa con el resto de compañeros que componen la plantilla del FC Barcelona tuvo como único objetivo reforzar la confianza de unos con otros para acabar la temporada de la mejor forma posible y, si se puede, con ese ansiado título de Liga con el que completarían un doblete en el que nadie creía al inicio de temporada. Los de Ronald Koeman iniciaron la campaña con un juego y unos resultados muy irregulares, lo que los llevó a caer en la tabla y a dudar de sus oportunidades de quedarse con algún título este curso. Sin embargo, todo fue variando con el correr de los partidos, pues el neerlandés comenzó a dar con la tecla; varios jugadores levantaron su nivel; y otros explotaron para convertirse en piezas claves dentro de los esquemas blaugranas.

Luego de esos traspiés en Liga, de un inicio peligroso en Copa del Rey, de perder una final increíble de Supercopa de España y de caer humillados de la Champions League; la verdad es que muchos no daban un duro por este Barcelona. No obstante, esa mejoría los llevó hasta ganar la Copa del Rey y ahora los tiene luchando por alcanzar el título de Liga. Pese a ese duro revés contra el Granada, la fe del equipo sigue intacta, tal y como demuestra esa reunión en casa de Messi, y la plantilla realmente cree que el doblete todavía está a tiro; aunque no todo son buenas noticias en el seno balugrana, pues las cosas no sería tan color de rosas como se quiere hacer pensar hacia afuera. Varios futbolistas tienen sus más y sus menos dentro del vestuario, pero no precisamente entre ellos; más bien con el entrenador.

Con Riqui Puig no se puede ni ver

Riqui Puig
El canterano no ha recibido casi minutos esta campaña

Si bien la armonía dentro del vestuario es esencial para alcanzar los mejores resultados cada temporada; en el Barcelona esa es una posibilidad que no se contempla, pues hay dos jugadores, entre una buena cantidad, que no se la llevan muy bien con Koeman. El primero de ellos ya es conocido por todos y no es otro que Riqui Puig. Desde hace tiempo la prensa ha deslizado que ambos no se pueden ni ver y eso se confirma con las nulas oportunidades que ha recibido el de Matadepera para integrarse a la dinámica del grupo. El caso es que desde su llegada, Riqui Puig se propuso a sorprender al nuevo entrenador blaugrana, pues con los anteriores no había tenido oportunidades; pero tras unas cuantas sesiones en pretemporada, al neerlandés le quedó claro que no contaría con el canterano y recomendó que una cesión sería lo mejor.

El estratega azulgrana no contó desde el principio con Riqui Puig, pero este se negó a salir del Barcelona. No quiso buscar ninguna cesión ni mucho menos escuchar hablar de un traspaso; esto debido a que su idea era que a lo largo de la campaña alguna oportunidad se le presentaría y él la sabría aprovechar. No obstante, con el final de curso ya casi por llegar, ya quedó más que claro que el plan del canterano no salió tal y como lo esperaba. En una año prácticamente no ha jugado nada y los medios destacan que no se lleva bien con casi nadie en el vestuario, además de que ya ha tenido enfrentamientos con Messi. Ahora sus posibilidades de irse cedido el próximo curso crecen bastante, pues no quiere estancarse y porque con Koeman en el banco no tendrá oportunidades de surgir.

Koeman le hizo la cruz a Alex Collado

Collado no se ha ganado un oportunidad

Esas fuerzas y ganas de progresar que tiene Riqui Puig lo han hecho comprender que si quiere hacer eso debe salir del Barcelona y alejarse lo más que pueda de un Koeman que no confía ni un poco en él. Sin embargo, el de Matadepera no es el único canterano que quiere huir de su pésima relación con el entrenador azulgrana; porque en el filial hay uno en el que se tiene muchas esperanzas de cara al futuro y en este curso no ha logrado ni jugar un solo minuto con el primer equipo, ese jugador es nada más y nada menos que Alex Collado. Tras su debut con Quique Setién el curso pasado, muchos pensaron que el canterano tendría más minutos en la primera plantilla esta campaña; pero la cosa es que Koeman ha pensado totalmente lo contrario.

Durante toda la campaña se ha tenido que conformar con jugar con el filial, cuando es uno de los futbolistas con más talento que atesora La Masía. Si bien ha llegado a estar convocado en Copa del Rey y en LaLiga Santander no ha podido jugar en ninguno; algo que se le achaca a que no pudo mostrarle su talento en pretemporada debido a una lesión. No obstante, tras un curso entero viéndolo, si que es extraño que no haya recibido ni una pequeña oportunidad; así que no sorprendería nada si la próxima temporada se busca su oportunidad fuera tras lo poco que lo ha visto Koeman. Sin relacionarse con él en lo más mínimo parece que su futuro pasa por alejarse del neerlandés. Las malas relaciones pueden dejar algunas heridas y el técnico culé deberá mejorar en ese aspecto si al final no quiere quedarse sin canteranos.