Quantcast
miércoles, 1 diciembre 2021 9:39

La ‘bomba’ que podría desbancar a David Alaba y Torres en los planes de Florentino Pérez

En el horizonte del Real Madrid que comanda Florentino Pérez está más que claro que un central debería llegar este verano, pues todavía está la incógnita de la renovación o no de Sergio Ramos. Con el futuro del capitán y líder del vestuario merengue en juego, todo apunta a que el mandatario deberá cerrar alguna de las opciones que tiene sobre la mesa: la de David Alaba o la de Pau Torres. Sin embargo, ante estas opciones ha aparecido una que ha sorprendido a propios extraños, no solo por el simple hecho de que su nivel de juego haya crecido de forma increíble en tan poco tiempo; además de eso es porque se encuentra en dentro de plantilla del equipo de la capital española. Ese jugador se ha revelado ante Zidane y en un momento de emergencia respondió con mucha fiabilidad; este no es otro que Eder Militao.

La prioridad dentro del Real Madrid está en cerrar el fichaje de un crack; en el que tanto Kylian Mbappé como Erling Haaland son las opciones favoritas, tanto que incluso se piensa en ambos. Sin embargo, la defensa también se coloca como una gran necesidad dado que la renovación de Sergio Ramos aún sigue sin cerrarse y con su salida la llegada de un defensor de garantías es obligatoria. Alaba y Pau Torres están en la agenda merengue, más aún el austriaco con el que las negociaciones están muy avanzadas, pues acaba contrato con el Bayern Múnich este verano y llegaría totalmente gratis; pero todo se ha ido enfriando no solo por el hecho de que ninguna de las partes llega a un acuerdo de lo que cobrará, también por la explosión de un Militao al que se le llevaba esperando desde hace tiempo.

Militao surge en el panorama del Madrid

Zinedine Zidane / Florentino Pérez / Real Madrid
El brasileño ha respondido en la parte más importante de la campaña

Toda la incertidumbre que se tiene con respecto a la llegada de un nuevo central que sea muy caro y que cobre una gran cantidad de dinero, se debe a esa gran aparición que ha tenido Militao en este tramo tan crucial de la temporada. En una situación límite, en la que se definía las posibilidades del Real Madrid en los únicos frentes en los que sigue con vida, en LaLiga Santander y en la Champions League, la lesión de Sergio Ramos y el contagio de Covid-19 de Raphael Varane hicieron temer lo peor; no obstante, el brasileño se hizo cargo de todo como si llevara jugando todos los minutos de la temporada. Ante el Barcelona y en el doble encuentro de la eliminatoria de cuartos de final ante el Liverpool, Militao respondió con temple y seguridad, algo que dejó sorprendidos tanto a Zidane como a Florentino Pérez.

Tras una temporada de altibajos, se pensó que el adelanto que Nacho le había hecho al colocarse nuevamente como el tercer central de la plantilla merengue era el fin de Militao; pero en un momento de extrema necesidad, a Zidane no le quedó más remedio que tirar del único otro central sano que tenía en el vestuario y este respondió con creces. Pudo haber acusado la falta de minutos, el bajo ritmo de juego o que sus actuaciones anteriores habían dejado a deber mucho; en lugar de todo eso, el brasileño decidió hacer borrón y cuenta nueva para demostrar al mundo que la apuesta que un día hizo Florentino Pérez por él no fue para nada descabellada. Ante esta gran montaña que eran estos tres partidos, Militao la escaló como si del mejor alpinista se tratará.

Ese heredero que tanto se esperaba

Militao respondió de gran forma ante el Liverpool

Esta situación de Militao demuestra que el fútbol puede cambiar de un segundo a otro; porque de ser uno de los elementos de los cuales había que deshacerse, ahora es muy valioso para estos próximos partidos que afrontará el Real Madrid. Además, con el 30 de junio aproximándose cada vez más, las posibilidades de que Sergio Ramos no continúe en la plantilla crecen mucho; así que esta aparición del brasileño alegra mucho a un Florentino Pérez que en su día pagó 50 millones de euros al Porto por él. Cierto que en el equipo portugués brilló y se perfiló como un defensor de mucho futuro; pero desde su llegada a Madrid su inconsistencia y errores infantiles hicieron temer que fuera dinero mal gastado, aunque ahora con estos tres encuentros de gran tronío toda esa opinión se ha ido revirtiendo.

Pese a que muchos alegarían que en tres duelos no se cambia nada, la valoración del club blanco está en el nivel de los rivales de esos tres partidos. Mostrar gran calidad en los cierres, llegar al corte sin hacer muchas faltas peligrosas, estar atento a las ayudas al lateral y mostrarse firme tanto en el juego aéreo como en el uno contra uno, si que pesa mucho cuando se hace ante jugadores del Barcelona y el Liverpool; allí radica la importancia de que haya levantado su nivel. Ahora ante la posibilidad de que Sergio Ramos no renueve y Varane pacte su salida, algo de lo que se está hablando mucho; Florentino Pérez podría fichar a Alaba o Pau Torres, pero será para que luchen el puesto con un Militao que al fin está demostrando que puede ser un gran heredero y con 23 años, si que puede serlo.