Quantcast

Parlamento Euskadi: «El pueblo vasco constituye un sujeto político con derecho a la libre determinación»

El Parlamento Vasco ha aprobado una iniciativa del PNV a través de la que expresa su compromiso con los principios del republicanismo y en la que declara que «el pueblo vasco constituye un sujeto jurídico y político con derecho a la libre determinación». La propuesta ha salido adelante con el apoyo de los 31 parlamentarios jeltzales, la abstención de los 21 representantes de EH Bildu y el voto en contra de los 21 parlamentarios que suman el PSE-EE –socio del PNV en el Gobierno Vasco–, PP+Cs y Vox.

Este pronunciamiento de la Cámara vasca se recoge en una enmienda de totalidad presentada por el PNV a una moción registrada por Elkarrekin Podemos-IU con motivo del 90 aniversario de la II República (1931-1936).

La propuesta de la coalición progresista destacaba, entre otras cuestiones, la importancia de conmemorar el 90 aniversario de la proclamación de la Segunda República por tratarse esta de «un hito político fundamental en la historia democrática de Euskadi, como primera experiencia democrática para construir una sociedad moderna identificada con la libertad, la igualdad, los derechos humanos y la justicia social».

La moción de Elkarrekin Podemos-IU no ha salido adelante, como tampoco lo han hecho las enmiendas presentadas por EH Bildu, PSE-EE y PP+Cs.

La enmienda de EH Bildu establecía que «el Parlamento Vasco no hace suya la monarquía de España y manifiesta su compromiso en favor de la República Vasca».

En el caso del PSE, se planteaba una reivindicación de «los valores del republicanismo cívico», mientras que PP+Cs proponía una defensa de los valores y derechos amparados por la Constitución de 1978.

Una vez rechazadas la moción de E-Podemos-IU y las enmiendas de EH Bildu, PSE-EE y PP+Cs, se ha sometido a votación la enmienda del PNV, que ha salido adelante con el apoyo de los 31 parlamentarios jeltzales, la abstención de los 21 representantes de EH Bildu y el voto en contra de los 21 parlamentarios que suman el PSE-EE –socio del PNV en el Gobierno Vasco–, PP+Cs y Vox.

«VALORES DEMOCRÁTICOS»

A través de esta enmienda, el Parlamento expresa su compromiso con los principios del republicanismo «basados en valores democráticos y en la defensa de los derechos humanos individuales y colectivos». Dichos principios –según se indica en el texto– «deben vertebrar cualquier Estado, tanto en su acción política, como en la forma de resolver conflictos».

Además, mediante esta enmienda, la Cámara declara que «el pueblo vasco constituye un sujeto jurídico y político con derecho a la libre determinación», y señala que el reconocimiento y ejercicio de ese derecho es «garantía del desarrollo político, económico, social, cultural y lingüístico de la sociedad vasca».

«HACER JUSTICIA»

En el transcurso del debate, el parlamentario de E-Podemos-IU Jon Hernández ha lamentado que no haya salido adelante la propuesta con la que se grupo pretendía «hacer justicia» a lo que, con sus «vicisitudes y contradicciones», supuso la II República.

Además, ha criticado que con el discurso mantenido en el debate de este jueves, el PP+Cs pretenda hacer «responsable» de la Guerra Civil, iniciada con el golpe de estado franquista, al régimen «democrático y legítimo» de la II República.

Por parte del PNV, Joseba Egibar ha afirmado que «el mejor homenaje» que puede hacerse a la II República es plantear, tal y como se indica en la enmienda de su grupo, que «cualquier Estado» ha de tener en cuenta los valores del republicanismo.

COMPROMISO CON LA AUTODETERMINACIÓN

Egibar también ha lamentado que EH Bildu «desconfíe» del compromiso del PNV con el soberanismo, y ha destacado que la posición del partido ‘jeltzale’ en favor de la «autodeterminación» del País Vasco es «claro».

Desde EH Bildu, Jasone Agirre ha mostrado su «respeto» hacia los valores de la II República, aunque ha advertido a Elkarrekin Podemos de que «no nos une la misma nación», aunque sí «la misma clase» social.

«TRIBU O ALDEA ESPAÑOLA»

Además, tras denunciar el carácter «antidemocrático» de la monarquía, aunque sin querer pronunciarse sobre «la monarquía de la tribu o la aldea española», ha reclamado al PNV que vaya «más allá» de sus reivindicaciones soberanistas y asuma «compromisos» para poder hacerlas efectivas.

El parlamentario de PP+Cs Carmelo Barrio ha asegurado que la II República «fracasó» porque –según ha dicho– «nos llevó a una guerra civil y a una dictadura ilegítima».

Barrio ha criticado a aquellos que presentan aquella república como un «paraíso perdido», y ha denunciado que la república vasca a la que aspira EH Bildu «no nos permitiría nacer, vivir y morir en castellano».

A su vez, la parlamentaria de Vox, Amaia Martínez, ha acusado a Elkarrekin Podemos-IU de utilizar el 90 aniversario de la II República «como torpedo contra la línea de flotación» de la Constitución.