Quantcast

Sánchez: Cambiar la ley sanitaria para evitar el control judicial sería un retroceso

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha avisado este miércoles de que no se puede modificar la legislación sanitaria para permitir a las comunidades autónomas restringir derechos y libertades fundamentales sin control judicial, porque eso «puede suponer un retroceso en la calidad democrática».

Sánchez ha vuelto a rechazar así la petición que este miércoles han vuelto a hacerle la gran mayoría de partidos de la oposición para buscar una alternativa al estado de alarma, desde el PP y Ciudadanos hasta los principales aliados parlamentarios del Gobierno, como Bildu, PNV, Más País o Compromís.

«Este Gobierno no puede poner en manos de las comunidades una serie de restricciones en las libertades y derechos fundamentales sin ningún tipo de control, en este caso, del poder judicial. No podemos», ha sentenciado en su turno de réplica durante el Pleno del Congreso para dar cuenta del desarrollo del estado de alarma y el Plan de Recuperación.

«No podemos ni debemos, porque eso sí que puede suponer un retroceso en la calidad democrática de nuestro país», ha enfatizado en su respuesta al portavoz del PDeCAT, Ferran Bell.

«LA ALTERNATIVA AL ESTADO DE ALARMA ES LA VACUNACIÓN»

Así, ha reafirmado que «la alternativa al estado de alarma es un plan de vacunación que se ha intensificado», y ha descartado, en su respuesta varios de los portavoz parlamentarios que se lo han pedido, prorrogar este instrumento más allá del 9 de mayo.

«Hay muchos instrumentos en manos de las comunidades para evitar la propagación del virus, y van a necesitar el control de los Tribunales Superiores de Justicia. Eso es un Estado social y democrático de Derecho», ha defendido.

«Que haya controles el poder judicial es lo mínimo que se puede pedir en un Estado social y democrático de Derecho cuando hablamos de restringir libertades y derechos por parte de los gobiernos autonómicos», ha enfatizado después, en su respuesta al portavoz del PRC, José María Mazón.

Además, ha vuelto a defender que el Tribunal Supremo ha avalado que las decisiones del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) son «de obligado cumplimiento», y ha recalcado que es este órgano el encargado de centralizar la gestión de la lucha contra la pandemia.

A este respecto, ha dado a entender que no tiene intención de convocar la Conferencia de Presidentes para abordar el fin del estado de alarma, después de que así se lo haya reclamado el portavoz de Compromís, Joan Baldoví. «La respuesta es a través del Consejo Interterritorial», ha defendido.

Asimismo, ante la petición del portavoz del BGN, Néstor Rego, de que se diseñe una desescalada específica, Sánchez ha defendido que precisamente en este Consejo Interterritorial el Ministerio de Sanidad y las comunidades ya diseñaron y aprobaron los parámetros que se deben seguir en la relajación de medidas en función de los datos.

«Hay un acuerdo de mínimos, que son medidas homogéneas que estamos planteando en todas las comunidades y luego cada comunidad autónoma en función de su realidad epidemiológica podrá hacer más o menos y lo estamos viendo», ha explicado.