Quantcast

El Congreso retoma la supresión de aforamientos políticos en Baleares

El Congreso retomará este martes la reforma del Estatuto de Autonomía de Baleares para suprimir los aforamientos de sus diputados autonómicos y miembros del Govern, un cambio impulsado en 2018 y cuya tramitación se vio frenada por la doble disolución de las Cortes Generales al año siguiente.

El Parlamento balear aprobó por unanimidad dicha reforma en noviembre de 2018 al entender que el fuero de los políticos es percibido por la sociedad como «un privilegio que distorsiona el principio de igualdad» de todos los ciudadanos ante la Justicia.

Como marca la ley, la proposición de ley de reforma estatutaria se remitió al Congreso para su ratificación definitiva. Aunque la Cámara Baja llegó a tomarla en consideración, todo se interrumpió como consecuencia de los procesos electorales de 2019 y ahora la tramitación debe empezar de nuevo en Madrid.

AFECTARÁ A 59 DIPUTADOS

Así, este martes la reforma regresará al Pleno del Congreso para el debate de la toma en consideración, que arrancará, como suele ser habitual en este tipo de iniciativas, con la defensa de la iniciativa por parte de los miembros de una delegación elegida por el Parlamento balear y que conforman Juan Manuel Lafuente (PP), Juli Dalmau (PSOE) y Josep Castells, del Grupo Mixto-MÉS per Menorca.

No se esperan sorpresas y la proposición de ley seguirá su andadura en las Cortes Generales con idea de completar la tramitación en los próximos meses.

La supresión de aforamientos en Baleares, que afectará a los 59 diputados del Parlament y a los miembros del Govern, sigue el camino de otras reformas estatutarias que han pasado por el Congreso en los últimos tiempos. Canarias, Murcia y Cantabria también modificaron sus respectivos textos estatutarios para acabar con esta protección.

El debate sobre el aforamiento de los políticos cobró protagonismo nacional tras la moción de censura de 2018 cuando el Gobierno de Pedro Sánchez anunció que iba a estudiar una reforma constitucional para eliminarlo en todo el país, pero la idea no llegó a traducirse en una propuesta.