Quantcast

Cómo limpiar el microondas por dentro

El microondas es un electrodoméstico esencial en toda cocina. Es incluso el más usado y el que más se ensucia de hecho.

Sin importar las tapas que uses en los envases para evitar que haya salpicaduras, la realidad es que siempre habrá manchas.

Le puede interesar: CÓMO PEDIR UNA CARTA DE RECOMENDACIÓN LABORAL

Residuos de comida, dulces, líquidos y grasa, es lo que empañan a todo microondas. Y si no existe una limpieza continua, la suciedad se adhiere cada vez más.

Afortunadamente existen trucos para limpiar el microondas y dejarlo como nuevo. Sin rastro de aromas extraños, manchas o residuos de líquidos ni comida.

Datos a tener en cuenta antes de la limpieza del microondas

Datos a tener en cuenta antes de la limpieza del microondas

Es preciso tener en cuenta que este tipo de electrodomésticos necesitan una limpieza específica ya que en su interior no solo calientas un único ingrediente.

Lo más habitual es que la variedad y los diferentes alimentos que usas, puedan ensuciar con facilidad todo el interior del aparato. Es muy normal que queden restos de comidas anteriores en él por lo que tienes que tener muy en cuenta su limpieza para poder calentar y, cocinar si quieres, de manera adecuada.

Lo más recomendable es hacer una limpieza diaria, es decir cada vez que el microondas sea usado, debe ser limpiado. De manera que evites la acumulación de residuos y el deterioro del equipo.

Una vez que sepas que el microondas no se va a utilizar de nuevo, es recomendable hacer una limpieza superficial, con ayuda de un trapo húmedo.

También debes hacer una limpieza después de cada uso. Lo ideal sería que, tras cada uso, lo limpies con un papel absorbente para retirar los restos que pueden haber quedado en el fondo. Por último, presta atención a la puerta. Suele olvidarse limpiar la puerta del interior de este electrodoméstico, por lo que debes recordar hacerlo por las posibles salpicaduras durante el uso.

Si no aplicas una limpieza diaria y exhaustiva, lo que lograrás es tener un microondas con residuos muy adheridos. Así que para evitar esto lo más recomendable es hacer la limpieza diaria.

¿Qué pasa con los residuos que llevan tiempo?

¿Qué pasa con los residuos que llevan tiempo?

En caso que tengas muchos residuos pegados alrededor del microondas, lo recomendable antes de iniciar la limpieza profunda es llenar un vaso de agua con tres cuartas partes de su capacidad y que añadas cinco cucharadas de vinagre.

Después, calienta el agua a media potencia durante un minuto, por lo menos. Tienes que parar la cocción cuando veas que el cristal se ha empañado.

No abras la puerta y deja que el vapor actúe durante 15 minutos. Pasado el tiempo, limpia el microondas con normalidad, con la ayuda de un paño. Así, la suciedad se retirará muy fácilmente y sin esfuerzo.

Vinagre y limón para el microondas

Vinagre y limón para el microondas

El vinagre es uno de los ingredientes más utilizado para limpiar o quitar malos olores. Este resulta muy efectivo para absorber el olor a quemado. Para poder limpiar el microondas sólo tienes que seguir estos pasos.

Lo primero que tienes que hacer es buscar un recipiente apto para el microondas. Tienes que llenarlo mitad con vinagre blanco y la otra mitad con agua.

Colócalo en el microondas y enciéndelo a máxima potencia durante 4 minutos aproximadamente.
Una vez termine el tiempo, tienes que mantener la puerta del equipo cerrada, de esta forma se evapora lentamente y absorberá el olor a quemado del microonda.

Después de haber pasado media hora puedes abrirlo y limpiar el agua condensada que quedó en el interior del aparato.

Limpieza con limón

El limón se utiliza mucho para eliminar malos olores, en este caso se utilizará un procedimiento muy parecido al anterior pero con zumo de limón.

Primero tienes que buscar un recipiente que puedas introducir en el microondas, y tienes que añadirle la mitad de zumo de limón y la otra de agua. En este caso para un mejor efecto también puedes añadir un poco de bicarbonato o canela, para darle un mejor aroma.

Introduce en el microondas y enciéndalo a máxima potencia alrededor de 3 a 5 minutos aproximadamente.

Una vez termine el tiempo, tienes que mantener la puerta del microondas cerrada, para que se evapore el agua y elimine los malos olores. En el caso de utilizar canela, dejará el microonda con un olor aromático.

Por último al pasar la media hora podrás abrirlo y limpiar el agua condensada que quedó en el interior.

Si deseas que el microondas desprenda buen olor puedes conseguirlo, exprimiendo el jugo de un limón y mezclarlo con 250 mililitros de agua.  O introducir las rodajas del limón en un vaso con un poco de agua. Luego, calienta a máxima potencia durante 5 minutos y deja que el vapor humedezca todo el interior. Abre la puerta y retira, pasa un paño limpio y listo. Microondas limpio y aromático en segundos.