Quantcast

Cientos de barcos hacen sonar sus bocinas en contra del nuevo reglamento de la UE

Cientos de barcos gallegos han hecho sonar sus bocinas este viernes en los puertos en señal de protesta contra el nuevo reglamento de control pesquero de la UE, mientras que embarcaciones de Asturias y de Santa Pola (Alicante) también se han sumado a esta movilización.

‘Somos pescadores, non delicuentes’, este ha sido el lema que se ha colgado en los puertos a raíz de la protesta convocada por las cofradías gallegas, que ven un «grave perjuicio» para la flota artesanal con las medidas que se prevén.

El sector se muestra en contra de la obligación para las embarcaciones de más de cuatro metros de estar geolocalizadas y contar con un diario electrónico de a bordo, además de la instalación de videocámaras en buques de más de 12 metros de eslora.

En declaraciones el presidente de la Federación Galega de Confrarías, José Antonio Pérez Sieira, ha explicado que se han sucedido las movilizaciones en todas las rías gallegas. En Ribeira, en donde es patrón mayor, «más de 300» embarcaciones han participado en la protesta.

En puertos como el de A Coruña, se han podido ver pancartas con mensajes como: ‘Vivimos do mar, non en Gran Hermano’ y ‘Non hai dereito. Somos autónomos, non delincuentes’.

A esta movilización estaban llamadas más de 4.300 embarcaciones, después de que todas las cofradías gallegas hayan mostrado su apoyo a las protestas. El presidente de la Federación explica que se valorará seguir con futuras movilizaciones.

MEDIDAS POLÉMICAS

Pérez Sieira avisa de que el reglamento es «inasumible» para la flota artesanal, pues «es inviable totalmente». «El sector está muy cansado, se siente perjudicado; parece que estamos criminalizados, que vamos al mar a robar y no a pescar», se queja.

Llama a que se dé marcha atrás en las futuras negociaciones de trílogos de las instituciones europeas sobre este reglamento, después del acuerdo en el Parlamento Europeo.

Pide a las autoridades de la UE que se preocupen por conocer el sector antes de legislar. «Nosotros le dijimos por activa y por pasiva a la encargada de llevar el informe a Bruselas, que fue (la eurodiputada) Clara Aguilera; pero ella no hizo caso, hizo caso omiso», se queja.

En un comunicado, las cofradías tachan de «absurdo» geolocalizar a buques que «faenan agrupados a escasos metros de la costa», pues consideran que esta medida «servirá para obligar a disponer de un dispositivo de geolocalización activado continuamente», pero no «para aumentar la seguridad de las embarcaciones».

Igualmente, lamentan que la pesca artesanal «se considere moneda de cambio para la política pesquera común» y ha criticado que, «pese a las buenas palabras», se aumenten las restricciones de las cuotas y la burocratización, lo que conllevará que la rentabilidad «sea cada vez menor» y «se desaliente a las nuevas generaciones a dedicarse a esta actividad».

Precisamente, el pasado jueves la conselleira do Mar, Rosa Quintana, se reunió con la directora general de Asuntos Marítimos y Pesca de la Comisión Europea, Charlina Vitcheva, para pedir que la modificación del reglamento pesquero de la UE «no criminalice» a la flota con medidas como la instalación de videocámaras a bordo.

CLARA AGUILERA CRITICA LA «MANIPULACIÓN POLÍTICA»

En una entrevista con Onda Cero, la eurodiputada socialista Clara Aguilera, que ha sido ponente del informe del Parlamento Europeo sobre el futuro reglamento pesquero de la UE, ha mostrado su «respeto» por estas protestas, pero ha pedido que la «manipulación política no sea utilizada» para decir «falsas verdades» en el marco del debate del futuro reglamento.

«Tengo la impresión de que hay quien puede estar manipulando o utilizando políticamente a este sector», ha asegurado.

Así, recuerda que, hasta la fecha, tan solo se ha emitido «la opinión» del Parlamento Europeo sobre el reglamento, pero es solo una propuesta que aún debe negociarse con el Consejo de la UE. Una negociación que «será larga», al tiempo que remarca que todavía entrará en vigor a partir de cuatro años desde que se apruebe.

Defiende que la geolocalización y el diario de pesca electrónico son «buenas medidas» que han sido respaldas por «todos los grupos» en el Parlamento Europeo, pues serán «muy importantes» para «dar seguridad a las embarcaciones». Además, Aguilera apuesta por que su coste no recaiga sobre los pescadores, sino que se subvencionen con fondos europeos.

Respecto a la instalación de videocámaras a bordo, subraya que la propuesta solo afectaría a «determinadas embarcaciones» de más de 12 metros de eslora. De tal forma, solo serían obligatorias para «un porcentaje mínimo» de buques en los que se identifique un «alto riesgo de incumplimiento de obligación de desembarco». Y se seguirán «todas las garantías jurídicas».

Además, ha avanzado que prevé viajar entre abril y mayo a Galicia para reunirse con el sector pesquero, al tiempo que se ha mostrado abierta a dar explicaciones a toda persona que se lo pida.

RECHAZO DEL BNG

Por su parte, el BNG ha informado este viernes de que presentará iniciativas en el Parlamento gallego para pedir a la Xunta y Gobierno central que insten a la Comisión Europea a revisar el nuevo reglamento.

La portavoz del BNG en Europa, Ana Miranda, y las diputadasRosana Pérez y Carmela González, y el portavoz municipal en Vigo, Xabier Pérez Igrexas, han realizado una visita al puerto vigués para sumarse a la movilización, así como para reunirse con la Asociación de Comercializadores de Pescado de Vigo.

«La aprobación del reglamento de control de la pesca en el Parlamento Europeo es una muestra más del desconocimiento que tiene la UE del sector pesquero gallego, con decisiones que suponen un agravio para nuestra flota, alejadas de la realidad del sector y desproporcionadas», lamenta el Bloque.

Además, el BNG acusa a PP y PSOE de votar a favor del reglamento en la Eurocámara y de tomar medidas «perjudiciales» para el sector pesquero gallego.