Quantcast

Cómo hacer un bonito en escabeche

El mundo de la gastronomía es tan variado y exquisito que a veces es increíble el resultado que se obtiene de combinar ingredientes, especias y sabores. Sea la gastronomía representativa de una región lo importante es lograr deleitar a las personas con el resultado logrado en la preparación de platillos.

Este es el caso de platos preparados al escabeche, con el que se pueden preparar muchas proteínas, hasta mejillones, pero hoy queremos mostrarte el escabeche de bonito.

Este pescado muy rico en su carne es utilizado para ser escabechado y poder consumirlo luego en cualquier momento, solo o acompañado el resultado es maravilloso. Gustará a grandes y pequeños, aun después de transcurrido un tiempo seguirá fresco el mismo pues el proceso con que se prepara permitirá su conservación, te mencionaremos en el siguiente lo referente a ello: bonito al escabeche.

¿Conoces el pescado llamado Bonito?

¿Conoces el pescado llamado Bonito?

El bonito también se le conoce como bonito del norte o atún blanco, es uno de los tipos de atún que residen en las aguas tropicales, así como también en el mar mediterráneo y océanos templados. Su nombre científico es Thunnus alalunga y llegan a medir unos 140 cm, y pesar unos 60 kilogramos; tienen una aleta pectoral más grande y un rayado en forma oblicua.

El bonito es un pescado muy apreciado en la alimentación y comercialmente, es por ello que su caza es con anzuelo para que su carne no sufra maltratos, lo que lo hace ser una pescado de calidad. Viven en las aguas cercanas a las Azores en la temporada de invierno para trasladarse al mar Cantábrico en primavera, dando inicio a su caza.

Esto ocurre alrededor del mes de septiembre y donde se cuenta con barcos que vienen de las regiones de Galicia, Asturias, Cantabria, Vasco y Francia. El bonito cuya carne es muy apreciada, consta de las siguientes partes, que tienen distintas cualidades:

  • Cogote: es una carne jugosa y de sabor suave, se encuentra en la parte superior cerca de la cabeza.
  • Lomo: es una carne sin espina y es muy magra, se ubica debajo de la aleta dorsal.
  • Rodajas: es la parte del bonito entre el lomo y antes de la cola y es fácil de preparar.
  • Cola: es la parte con menos grasa del bonito y es buena para los pequeños, ya que no contiene espinas.
  • Ventresca; ubicada debajo del lomo y la cabeza, es un corte muy apreciado por ser la parte más tierna.

¿Qué es el escabeche?

¿Qué es el escabeche?

El escabeche es el producto de conservar los alimentos en una mezcla para pre cocinar en vinagre, aceite, vino, laurel y pimienta. Este método es de origen árabe – persa, quienes se refieren a guiso con vinagre al principio solo se usaba para la carne pero ahora es con el pescado u otros ingredientes, esto luego paso a la cocina del mediterráneo.

Hay libros de la cocina española que reflejan recetas e incluso nos atrevemos recomendarte que no tires el líquido de conservas de alimentos, porque puede tener otros usos.

¿Cómo preparar un bonito al escabeche?

¿Cómo preparar un bonito al escabeche?

El prepara un bonito es escabeche es preparar comida saludable, jugosa y con un sabor incomparable que te permitirá acompañar arroz, papas y hasta una ensalada. Se conserva muy bien en frasco por mucho tiempo y será deliciosa a cualquier momento, ya que esta no contiene ningún aditivo o conservante que altere su sabor solo aceite de oliva extra virgen, vinagre y especias.

Siempre hay que contar con productos de primera calidad, frescos para utilizar en cualquier receta esto garantiza que los resultados sean maravillosos. Con la siguiente te indicaremos cómo preparar un bonito al escabeche que te quedará estupendo y podrás disfrutar después en cualquier ocasión, a continuación los ingredientes:

Ingredientes:

Ingredientes:
  • 1 bonito entero de 5 kg, para sacar el lomo.
  • 20 granos de pimienta negra.
  • 1 guindilla.
  • 2 hojas de laurel.
  • 600 ml de aceite de oliva virgen extra.
  • 200 ml de vinagre de Jerez.
  • Sal.

Para la guarnición del escabeche:

Para la guarnición del escabeche:
  • 4 zanahorias tiernas.
  • 3 cebollas medianas.
  • Medio pimiento verde.
  • Medio pimiento rojo.
  • 100 ml de vino blanco.
  • Hierbas aromáticas (tomillo, laurel, orégano, guindilla).
  • Aceite de oliva virgen extra para freír, para terminar de rellenar los botes, etc.

Preparación:

Preparación:
  • Cortar el lomo en tamaños iguales, para que se cocine de la misma manera, rociar con sal y reservar.
  • En una sartén colocar un chorro de aceite de oliva para sellar los trozos de bonito a fuego fuerte, lo vamos volteando por cada lado una vez que se doren por un lado, la idea es que se haga una costra de lado y lado. Terminado esto reservamos.
  • En una olla colocamos el aceite, la guindilla, el vinagre, los granos de pimienta y el laurel, introducimos los pedazos.
  • En cuanto hierva apagamos el fuego y tapamos la olla, todo esto para que el bonito se termine de cocinar.

Guarnición:

Guarnición:
  • En una olla colocamos 4 cucharadas de aceite al fuego, le echamos la cebolla cortada en rodajas, rociamos con sal y pimienta, cuando se haga transparente, añadimos los pimientos en tiras y la zanahoria en rodajas también.
  • Añadimos el vino blanco y las especies, procurando dejar las verduras al dente, reservar una vez listo.
  • Sacra las piezas de bonito de la olla y colar el líquido. Reservar el mismo para envasar.

Envasado:

Envasado:
  • Colocar en cada envase trozos de bonito, verduras y líquido, luego el aceite de oliva.
  • Repetimos los mismo gasta completar el frasco y sellamos al vacío.

Consejos para envasar:

Consejos para envasar:
  • Lavar muy bien los envases de cristal y estilizarlos por un espacio de tiempo de 5 minutos.
  • Dejar 3 cm sin llenar del frasco, sellando bien y luego colocar a baño María. Se coloca un paño en la superficie de la olla para evitar que los frascos se rompan por el calor. 
  • Cubrir completamente los frascos con el agua y cocinar por 15 minutos, esto hará que se sellen al vacío.
  • Una vez apagado la olla, se debe conservar los frascos dentro de ella, hasta que se normalice la temperatura. Una vez que reposen, sacar de la olla y colocar boca abajo en un sitio para que se termine de sellar el envase.
  • Finalmente guardar en un lugar fresco.