Quantcast

Cómo lavar los cepillos del pelo

Los cepillos del pelo recogen restos de suciedad, piel muerta, residuos de los productos cosméticos, y por último, pelo viejo y grasa natural del pelo.

Todo esto se va acumulando hasta crear un gran problema como son las bacterias y el mal olor en los cepillos. Bacterias que no dejan de rondar en el cuero cabelludo si no existe una correcta limpieza y lavado de los cepillos.

Lea TAMBIÉN: CÓMO HACER UN SUERO CASERO

A lo largo de su uso, los cepillos del pelo van acumulando además todos los residuos de geles, acondicionadores, champú, lacas, y todo cuanto producto nos apliquemos en el cabello.

Por ello y pese a que las bacterias no se pueden ver a simple vista, es fundamental limpiar todos los cepillos de pelo cada cierto tiempo.

Aunque podría parecer extraño la limpieza de los cepillos del pelo es necesaria para garantizar la higiene tanto en el objeto como en el cuero cabelludo. Pues de nada sirve que laves tu cabello perfectamente pero te peines con un cepillo repleto de bacterias y suciedad.

Lavado de acuerdo a los tipos de cepillos del pelo

Lavado de acuerdo a los tipos de cepillos del pelo

El lavado de cepillos del pelo pueden ser más intensos que otros y esto se debe a los tipos de cepillos existentes. Dependiendo del material tendrán una limpieza intensa o un poco más ligera.

A continuación te mostramos cómo limpiar los cepillos del pelo de acuerdo a su tipo:

  • Cepillos de plástico con base dura. Puedes limpiarlo mezclando 4 vasos y medio de agua caliente con una cucharada de champú de tu preferencia y otra de bicarbonato.

Posteriormente debes dejar remojando el cepillo en el interior de la mezcla unos 20 minutos. Luego, puedes usar un cepillo de dientes viejo y frotar por las cerdas y la base eliminando los restos de suciedad.

Luego procede a enjuagar con abundante agua y deja secando bocabajo en una toalla bajo el sol.

Se recomienda dejar secando al sol porque termina de eliminar alguna que otra bacteria que haya quedado tras el lavado.

  • Cepillos del pelo de plástico con una base ligera. Para lavar este tipo de cepillos del pelo puedes mezclar un vaso de agua con una cucharadita de champú, jabón o gel de baño y otra de bicarbonato (opcional). También puedes usar limón o unas gotas de vinagre (es opcional).

Lo que debes hacer es dejar remojando en la mezcla, luego debes frotar con un cepillo de cerdas suaves. Es necesario que frotes bien de lo contrario no habrás logrado lavarlos profundamente.

Posteriormente enjuaga con abundante agua y deja secar al sol o sobre una toalla en sombra.

cepillo
  • Cerdas naturales. Para este tipo de cepillos, debes usar un vaso de agua y 5 gotas de esencia de té, puedes usar manzanilla también. Debes sumergir el cepillo y con mucho cuidado lavar y frotar las cerdas, el mango y la base. Algunos prefieren gel de baño pero como son cerdas naturales requiere de un mayor cuidado.

Ten en cuenta que este tipo de cepillos no pueden ser humedecidos tanto tiempo debido a que sus cerdas son naturales.

Luego de haber lavado con té, enjuaga y seca con un paño con cuidado. Deja a la sombra encima de una toalla seca.

Debes tener sumo cuidado en caso de usar bicarbonato de sodio, pues ningún lavado puede ser por mucho tiempo. Los cepillos de fuelle, de cuerpo de madera, y los de cerdas naturales son más propensos a dañarse tras la exposición constante.

El agua al atravesar el orificio de ventilación en los cepillos acolchados erosionará la amortiguación del cepillo más rápido y reducirá su vida útil. Mientras que en el caso de los cepillos del pelo de madera, tienden a absorber agua y dañar el acabado.

Los de cerdas naturales que son más delicados, pueden torcer las cerdas debido a la exposición de la humedad. Así que debes tener cuidado a la hora de lavarlos.

Más opciones de lavado

Más opciones de lavado

Otras opciones para lavar los cepillos del pelo y que queden relucientes es utilizando amoniaco y vinagre. En tal caso champú especial para limpieza, pero no todas las tiendas venden productos para ello, algunos son solo espumas para limpiar rostro o brochas de maquillaje.

Así que ten en cuenta que dichas espumas no son aptas para lavar los cepillos.

Para lavar los cepillos del pelo con amoniaco lo que debes hacer es elaborar una solución con 1/4 de taza de amoniaco y una taza de agua. Esta mezcla es segura para el cepillo, pero antes de hacerlo deberás utilizar guantes para no dañar la piel de las manos.

El amoniaco y el vinagre son perfectos para lavados profundos y de esta manera se elimina los rastros de bacterias existentes. También puedes implementar el limón con unas gotas de cloro y un poco de agua.

Debes dejar remojando por 5 a 10 minutos, de manera que la piel muerta adherida pueda finalmente ser limpiada.