Quantcast

¿Se te empañan las gafas? Los mejores productos para evitarlo según la OCU

¿Se te empañan las gafas? No respondas, sabemos que sí, la mascarilla y las gafas no pegan. Vamos a ver los mejores productos para evitarlo según la OCU. La Organización de Consumidores y Usuarios se mantiene al día y, en esta época en la que la vida de las personas con gafas es una gymkhana, nos informan sobre cuáles son los mejores productos para evitar que se empañen las gafas, algo muy común con las mascarillas. Al ser obligatorias tanto las gafas como las mascarillas, también es obligatorio buscar una solución a este problema, por eso la OCU ha probado numerosos productos del mercado y ha listado los mejores tanto en calidad como en coste.

Ya sabemos que la mascarilla hay que llevarla bien ajustada a nuestra cara, en primer lugar para no contagiarnos y en segundo lugar porque de esta forma tendremos menos probabilidades de que se nos empañen las gafas, aunque a veces ni eso sirve. Por ello, utilizamos desde remedios caseros hasta gamuzas o toallitas antivaho pero, ¿sirven todos estos métodos?

Veamos algunos de los remedios que existen y los productos antivaho en el mercado:

Los remedios caseros antivaho

Remedios caseros para que no se empañen las gafas

Como en muchas otras cosas, la sabiduría popular también tiene remedios caseros para que no se nos empañen las gafas, desde remedios utilizados por los buceadores o por los cirujanos. Desde frotar una patata hasta poner pasta de dientes en los cristales, algunos de estos remedios sí que funcionan, pero es bastante difícil aplicarlos correctamente. Veamos algunos de los remedios caseros antivaho más conocidos: 

El primero de los trucos es el utilizado por los cirujanos que entran a un quirófano, y es el de poner jabón en los cristales e las gafas para que no se empañen. ¿A qué viene esto? Se supone que sobre el cristal de la gafa se forma una película de jabón que impide que el vaho se condense y empañe las gafas. Vale, pero el gran problema de este método es que es muy difícil aplicar la cantidad correcta que impedirá que se nos empañen los cristales, por lo que probablemente nos pasemos y no veamos bien. Además, hacerlo en la calle como que no pega.

El segundo de estos remedios es probablemente uno de los más extendidos, mojar con saliva el cristal. Este truco l utilizan mucho los buceadores, pero seamos sinceros, no es muy útil para las gafas de ver. En primer lugar, no es una buena opción en tiempos de pandemia, y en segundo lugar que su efecto no dura mucho. Otro de los trucos más conocidos es el de calentar los cristales de las gafas con nuestro aliento. Funciona, pero si hace frío volverán a empañarse en nada de tiempo, por lo que no es muy práctico.