Quantcast

CRUMA: Los exámenes presenciales se realizarán con “las máximas garantías de seguridad”

La Conferencia de Rectores de las Universidades Públicas Madrileñas (CRUMA) ha asegurado que los exámenes presenciales en los centros universitarios se realizarán con “las máximas garantías de seguridad” debido a los “estrictos protocolos” establecidos y el “respeto escrupuloso” de las normas sanitarias por la comunidad universitaria.

En un comunicado, los rectores madrileños han indicado que la Fundación para el Conocimiento Madri+d expone en sus recomendaciones para el curso académico que las pruebas finales correspondientes a las convocatorias oficiales de evaluación ordinaria y extraordinaria se realizarán de manera presencial, “siempre y cuando la situación lo permita”.

También, han señalado que incluye la idea de que se procederá a sustituir las pruebas presenciales “cuando la disponibilidad de instalaciones no puedan garantizar las exigencias sanitarias se deberá proceder a la sustitución de las pruebas presenciales previstas”.

En este contexto, han subrayado que las universidades públicas madrileñas planificaron el curso 2020-2021 apostando por “la máxima presencialidad posible”, respetando las normas sanitarias y realizando adaptaciones en sus instalaciones y en sus equipamientos mediante inversiones económicas. “Dedicando grandes recursos humanos y materiales para garantizar la seguridad de la comunidad universitaria en sus campus”, han resaltado.

La Conferencia de Rectores ha considerado que la realización de exámenes presenciales, así como los protocolos de actuación para las mismas, ha sido autorizada por la Consejería de Ciencia Universidades e Innovación y las autoridades sanitarias, y aprobadas por los órganos de gobierno de las facultades y escuelas de las seis universidades públicas.

“Las universidades de la CRUMA prestarán una especial atención al estudiantado vulnerable, facilitando protocolos de evaluación adaptados a sus necesidades especiales”, han manifestado.

Además, han señalado que las universidades públicas madrileñas no tienen competencia en cuestiones de salud pública, por lo que la suspensión de la modalidad presencial por cuestiones sanitarias “debe ser establecida, en caso de ser necesaria, por las autoridades competentes en la materia”.

Desde la Comunidad de Madrid, han trasladado que las universidades de la región, públicas y privadas, han decidido por unanimidad mantener la presencialidad en los exámenes, y por lo tanto, la programación establecida a principio del curso académico, enfatizando que las aulas son “lugares seguros”.