Quantcast

Qué es la hipotermia y qué hacer si una persona la sufre

Hipotermia deriva de las palabras griegas hypos, que significa por debajo, y thermos, que quiere decir calor. Es decir, el sujeto que tiene hipotermia sufre un descenso involuntario de la temperatura corporal por debajo de los 36º centígrados, medidos con un termómetro en el recto o la boca.

Que nuestro cuerpo esté a menos calor del que necesita, como podría ocurrir con esta ola de frío, puede ocasionar graves daños en el organismo. Por ello hay que saber que algunas de las causas que provocan la hipotermia son evitables, como la exposición prolongada a ambientes fríos, que se empeoran si hay viento y humedad.

Otras veces la aparición de la hipotermia se debe a fallos de la función tiroidea, al hipotiroidismo, al alcoholismo, o al consumo de ciertas drogas como los barbitúricos o la heroína. En cualquier caso, te recomendamos que te informes bien sobre la hipotermia y que tomes las medidas necesarias para evitarla. Puede ser fácilmente controlable, pero si no se trata a tiempo puede acabar provocando una ‘muerte dulce’ en el paciente.

QUÉ NO HACER EN CASO DE HIPOTERMIA

  • ¡Nunca des a la víctima por muerta! Puede que el cuerpo esté frío y no se encuentren pulsaciones, pero has de saber existen casos de recuperación completa sin secuelas. Esto es porque el cerebro, aunque ralentizado, no está totalmente dañado y tarda más que el resto del cuerpo en dejar de funcionar.
  • Si hay partes del cuerpo congeladas, como dedos de las manos o de los pies, no frotarlas, hay que envolverlas en vendas tibias.
  • No usar una fuente de calor directo para calentar a la víctima, como agua caliente, fuego, mantas eléctricas o lámparas de calor. Al dar calor rápidamente la circulación se reactiva, en este caso, la sangre, aún fría, circula por los órganos vitales y los enfría, provocando un empeoramiento de la víctima.
  • En los pacientes con hipotermia existe el riesgo de arritmias cardiacas graves. Por ello, hay que manejar a la víctima con suavidad y no realizar movimientos bruscos.