Quantcast

Cataluña advierte de que “vienen semanas muy complicadas” a nivel sanitario

El vicepresidente de la Generalitat de Cataluña, Pere Aragonès, ha advertido este miércoles de que las proyecciones que tiene el Govern sobre la crisis sanitaria del coronavirus indican que “vienen semanas muy complicadas”, especialmente a nivel asistencial.

En su comparecencia en la Diputación Permanente del Parlament sobre la gestión de la pandemia, en la que no ha hecho referencia al debate sobre si mantener o posponer las elecciones del 14 de febrero, ha dicho que la evolución del Covid-19 en Cataluña es “preocupante”, por lo que considera que hay que concentrar los esfuerzos en frenar la curva de contagios.

También ha afirmado que la prioridad es evitar que el sistema sanitario colapse para que se pueda atender a todos los enfermos, ya sean de coronavirus o no, y ha recordado que en los próximos días el Procicat decidirá si se mantienen las restricciones aplicadas por la Generalitat o se modifican.

La línea roja que no queremos sobrepasar de ninguna de las maneras es un colapso del sistema sanitario. Todos queremos mantener un nivel de actividad social, económica y cultural que no ponga en riesgo el sistema sanitario, pero esto tenemos que aceptar que no siempre es posible y nos vemos obligados a restringir actividades”, ha lamentado.

En este sentido, ha puesto como ejemplo países como Alemania, Francia, Países Bajos y Reino Unido que considera que tienen sistemas sanitarios más potentes y más recursos, y que han tenido que aplicar restricciones más severas: “Nosotros como ellos haremos todo lo que esté en nuestras manos para garantizar la atención sanitaria a todos los ciudadanos, sean enfermos de Covid-19 o de otra patología”.

VACUNACIÓN

Aragonès ha recordado que hasta el momento se han vacunado en Cataluña 91.382 personas, pese a que hubo dificultades logísticas en la distribución que hizo que se ralentizara el ritmo de vacunación previsto inicialmente.

Sin embargo, ha celebrado que ya se ha cogido “velocidad de crucero”, espera que, si es posible, se pueda aumentar el ritmo de vacunación, y ha confiado en que se alcanzará el objetivo de dar 738.000 dosis en las primeras 12 semanas de la campaña de la vacuna.

CRÍTICA AL GOBIERNO

El vicepresidente en funciones de presidente de la Generalitat ha sostenido que cada restricción debe ir acompañada de ayudas económicas, ha insistido en que el Govern lo está haciendo pero ha reclamado que el Gobierno central también actúe y dé ayudas directas: “Hace falta que asuma su responsabilidad también y ponga sobre la mesa ayudas directas”.

Así, ha exigido que el Ejecutivo de Pedro Sánchez dicte la obligatoriedad del teletrabajo y a partir del 31 de enero prorrogue los Expedientes de Regulación Temporal de Ocupación (ERTO) por el coronavirus hasta el 30 de junio.

Además, ha explicado que el Govern está trabajando para impulsar un sistema de ayudas “permanentes” de carácter trimestral para ayudar a los sectores afectados por las restricciones.