Quantcast

Las aves viven un momento “muy crítico” por el paso de ‘Filomena’

SEO/BirdLife ha advertido de que las aves están viviendo un momento “muy crítico” por la dificultad para conseguir comida y refugio tras las intensas nevadas provocadas por la borrasca de ‘Filomena’ en varios puntos de España y la actual ola de frío.

“Hay aves muertas por el temporal, hay gente que está diciendo que en el campo no se oye ni un pájaro”, ha lamentado la técnico de Biodiversidad Urbana de la organización, Beatriz Sánchez, quien ha destacado que no tienen aún datos de mortalidad porque no han podido salir al campo.

Según datos del Instituto Ornitológico de Cataluña (ICO), ya han muerto cerca de 500 aviones roqueros por la ola de frío. “Pueden haber muerto miles y las próximas noches seguirán siendo gélidas”, ha señalado el ICO en una publicación en su cuenta de Twitter.

Para la técnico de Biodiversidad Urbana de SEO/BirdLife, el grado en que afecte las bajas temperaturas a las aves dependerá de “la cantidad de comida que puedan conseguir”, ya que el alimento es lo que les proporciona la energía para aguantar estas temperaturas y “no morirse de frío”. “Es un momento muy crítico porque es difícil para ellos conseguir comida en estas circunstancias. Mucha vegetación está tapada, no se pueden alimentar de semillas y brotes”, ha apostillado.

“El temporal ha afectado bastante, las aves están al aire libre y es difícil para ellos encontrar dónde refugiarse en estos momentos, con todo cubierto de nieve. Además, todo esto dificulta que puedan encontrar comida porque el suelo está enterrado, eso les hace más vulnerables al frío, no tienen energía”, ha insistido Sánchez.

En estas circunstancias, según ha explicado, las aves se guarecen “donde pueden”, ya que tanto en las ciudades como en el campo “están bastante dañados los árboles” tras el paso de las intensas nevadas provocadas por ‘Filomena’.

Por ello, la experta ha animado a los ciudadanos a poner comederos en sus ventanas o terrazas en un momento en el que escasea la comida más natural para las aves. En su opinión, “no hay que tener miedo a que se acostumbren” a conseguir el alimento de esta manera porque “va a ser una cuestión muy puntual”.

EVITAR ALIMENTAR A LAS AVES CON MIGAS DE PAN O BOLLOS

No obstante, Sánchez ha pedido evitar echar migas de pan o de bollos porque “pueden tener efectos negativos a largo plazo” sobre las aves, debido a que tienen muchos aditivos y grasas que “perjudican su salud”. “Son mucho más pequeños y la acumulación de este tipo de sustancias es más peligrosa en ellos que en nuestros cuerpos”, ha precisado.

A la hora de colocar un comedero, la técnico de Biodiversidad Urbana de la ONG ha hecho hincapié en que hay que seguir una serie de recomendaciones, sobre todo para evitar la propagación de enfermedades por la acumulación de aves. Así, ha aconsejado mantener “una buena higiene” en el comedero.

La organización recomienda elegir para el comedero un lugar que sea tranquilo, abierto, protegido del sol, del viento y de la lluvia, pero sobre todo que esté fuera del alcance de depredadores tales como gatos.

Entre los alimentos que se puede dar a las aves, SEO/BirdLife aconseja las semillas de girasol, los cacahuetes, semillas de niger o negrillo, fruta o mijo. “Hay alternativas a las migas de pan y de bollo que son fáciles que podamos tener en casa”, ha asegurado Sánchez.

En el caso de encontrar un ave afectada por el temporal, ha señalado que lo “ideal” sería llevarlo a un centro de recuperación, pero ha lamentado que en estos momentos “han sufrido las consecuencias” de la borrasca, por lo que ha aconsejado “alimentarle para que recupere un poco la energía”.

La experta ha destacado que está “bastante sorprendida” por el movimiento que hay por parte de los ciudadanos para intentar ayudar a las aves en este momento en el que está todo “patas arriba”, algo que, a su juicio, “genera bastante esperanza y alegría”.

“Es una buena oportunidad para que la gente sepa que las aves están ahí, es muy bonito observarlas y son súper agradecidas, es muy satisfactorio ver que se las está ayudando. Estoy gratamente sorprendida por esta ola de solidaridad que ha sido generalizada”, ha manifestado.

EL HOSPITAL DE FAUNA SALVAJE DE GREFA, DESTRUIDO POR ‘FILOMENA’

La borrasca ‘Filomena’ ha causado daños muy cuantiosos al centro de recuperación y hospital de fauna de Grefa en Majadahonda (Madrid), por lo que no han podido recibir nuevos ingresos de animales afectados por el temporal y la ola de frío.

Debido a los efectos provocados por ‘Filomena’, el Hospital de Fauna Salvaje de Grefa en Majadahonda ha tenido que interrumpir su labor desde el sábado porque el personal está reconstruyendo el centro. En concreto, proyectos del centro de cría de especies amenazadas con el cernícalo primilla, el buitre negro, el águila de Bonelli, el águila real y el alimoche han resultado “muy afectados”.

“Es una catástrofe por el temporal, la nieve y los árboles han destruido medio centro. Estamos con palas, picos y motosierras”, ha lamentado el responsable de Comunicación del centro, José Antonio Moreno.

En este punto, Moreno ha explicado que algunos de los animales “se ha fugado” y otros “ha habido que reubicarles”, pero que están “perfectamente sanos”. “Este año seguramente no críen pollo por todo el estrés por lo sucedido”, ha apuntado.

Ante esta situación, Grefa ha habilitado un teléfono de emergencias para que la gente que se haya encontrado a algún animal afectado por el temporal reciba consejos sobre cómo actuar. “Ya ha habido algún caso de alguna persona que se ha encontrado algún animal afectado por el excesivo frío y les estamos asesorando”, ha dicho.

En este sentido, Moreno ha resaltado que, “muchas veces”, el animal “sólo tiene que recibir calor y puede volver a echar a volar”. No obstante, ha pedido a los ciudadanos que si encuentran algún animal afectado por el temporal llamen a algún centro de recuperación, a alguna ONG o al 112, que “les darán consejos sobre qué hacer”.