Quantcast

Supervivientes: las pruebas más peligrosas que han mandado al hospital a sus concursantes

Sin duda Supervivientes es uno de los concursos más famosos de la televisión nacional. Su formato lleva cautivando a la audiencia más de una década, mostrándonos como algunos famosos se ponen al límite. Es obvio que este concurso es uno de los más duros de la televisión, puesto que los concursantes tienen que aprender a sobrevivir en una isla. Esto supone conseguir su propia comida, hacer fuego, construirse su propio refugio para resistir a las inclemencias del tiempo, etc. Eso se traduce en un agotamiento físico brutal por la falta de comida que hace que los supervivientes lo pasen realmente mal. Esto afecta de una forma bastante impactante a su rendimiento en las pruebas de recompensa, en las que juegan para ganar cosas como comida, instrumentos de supervivencia o para ser el líder esa semana.

Algunas de estas pruebas han sido tremendamente criticadas ya que han puesto en ocasiones en riego a los propios concursantes, causando un momento de estrés y preocupación tanto a los espectadores como a la organización. No han sido pocas las veces que los concursantes se han sometido a pruebas peligrosas que casi les mandan al hospital. Si quieres saber cuales han sido algunas de estas… ¡Sigue leyendo, que nosotros te las contamos!

El susto que nos dio Eliad Cohen en Supervivientes

En la edición de Supervivientes 2017 uno de los concursantes nos hizo pasar un malísimo rato, tanto a la audiencia como a la organización. Fue el modelo israelí Eliad Cohen, el protagonista de este momento angustioso. El joven demostró durante el concurso lo bien que se le daban las pruebas físicas y, ente otras, la prueba de apnea. En esta ocasión el joven intentó aguantar lo máximo posible para ganar la prueba y hacerse con el collar de líder.

Supervivientes

Fue entonces cuando sucedió el momento peligroso y tenso. Eliad emergió a la superficie totalmente desmayado por la falta de oxígeno, esto puso a la organización en un estado de alarma brutal. La audiencia se quedó pálida y desde España presentadores y colaboradores quedaron petrificados. Afortunadamente solo quedó en un susto, pero nos ofreció una imagen impactante de lo peligrosa que puede llegar a ser esa prueba.