Quantcast

Pequeños Guerreros, Flubber y otras películas que viste de pequeño y ahora te arrepientes

Seguramente nunca olvidaremos esas películas que marcaron nuestra infancia, las aventuras de Woody y Buzz Lightyear en Toy Story, el triste momento en que muere Mufasa en El rey león, Bambi o los insectos de Bichos. Esas películas pertenecen a esas películas que no olvidamos y que nos gusta volver a ver de vez en cuando, pero, seguro que hemos visto algunas películas de niños que hemos olvidado haber visto porque no han sido tales clásicos como los que hemos mencionado antes. ¿Recuerdas a Balto, Los caraconos o a Stuart Little? Normalmente solemos recordar los puntos fuertes o que nos marcaron, y con las películas igual, pero existe un mundo de películas que seguro que hemos visto pero no recordamos, por ello vamos a ver algunas películas como Pequeños Guerreros o Flubber que viste de pequeño y seguro que no recuerdas.

La mente funciona así, con una chispa quizá se pueden abrir un montón de recuerdos de infancia, y eso es lo que vamos a intentar provocar con este artículo en el que vamos a repasar películas de infancia que seguro que has visto alguna vez.

Vamos a ver de qué películas hablamos:

Balto

Balto

Las historias de perros en las películas siempre nos sacan una lágrima, y es lo que pasó en esta película. Balto llegó a los cines en 1995 basada en la historia real de un perro con ese nombre. La película comienza con una escena con actores reales en el Central Park de Nueva York en el que una abuela y su nieta, acompañadas de su husky Blaze, buscan una estatua en honor a una leyenda. Mientras intentan encontrarla, la abuela comienza a relatar una historia ambientada en Nome, Alaska, durante 1925. En ella, un perro-lobo no encuentra su lugar en el mundo hasta que el cariño por una niña lo lanza a la mayor aventura de su vida.

Durante una epidemia de difteria en Alaska, Balto lideró el último tramo de una caravana que recorrió más de mil kilómetros en cinco días en busca de la vacuna para la epidemia y salvó a mucha gente.