Quantcast

Cómo abrir la puerta de casa si has perdido las llaves

¿Perdiste las llaves de tu casa? ¿Dejaste las llaves adentro? No entres en pánico que con esta guía podrás abrir la puerta sin necesidad de llamar a un cerrajero. Podrás usar alguno de esto sencillo métodos que además de ser rápidos, te ahorrarán una buena cantidad de dinero.

Ten en cuenta de que acceder a propiedad privada cuenta como delito, por lo que si no estás entrando a tu propia casa debes contar con el permiso del propietario antes de comenzar con el procedimiento.

Método #1: Abre la puerta usando una tarjeta

Usar una tarjeta para abrir la puerta

Antes de comenzar debes asegurarte de tener a la mano alguna tarjea que sea apropiada para ello, el material de esta debe ser un plástico duro pero que al mismo tiempo sea un poco flexible. Evita a toda costa usar alguna tarjeta de crédito o debido que estés usando, esto se debe a que probablemente se termine dañando en el proceso. Para ello puedes usar alguna tarjeta de la biblioteca o alguna tarjeta de cupones de supermercado, estos son solo algunos ejemplos.

Para abrir la cerradura de la puerta con tu tarjeta debes hacer lo siguiente:

  1. Toma la tarjeta e insértala dentro del espacio entre la puerta y la jamba de la puerta.
  2. Procede a deslizarla hacia abajo, donde está ubicado el bombín de la cerradura.
  3.  Mueve hacia adentro con cuidado, esto te permitirá ejercer presión contra el bombín de la cerradura y podrás abrir así la puerta.

Ten en cuenta que este truco solo funciona únicamente si la cerradura no está asegurada con candado. Es posible  que logres abrir la puerta al primer intento, aunque en otras ocasiones posiblemente no será así.

Método #2: Abre la puerta usando un par de clips

Usar clip para abrir la puerta

Los clips para papel no solo son útiles al momento de ordenar tus documentos, también son una práctica herramienta para abrir una cerradura. Para este truco solo vas a necesitar 2 clips y bastante paciencia.

Para abrir la puerta vas a tener que hacer lo siguiente:

  1. Con uno de los clips fabrica una ganzúa, para ello debes desdoblarlo hasta obtener un alambre recto.
  2. Procede después a doblar uno de los extremos, la curvatura debe ser de aproximadamente 90° y medir al menos 1cm de largo.
  3. Asegúrate de que el clip sea lo suficientemente delgado para que pueda entrar por la cerradura de la puerta.
  4. A continuación debes crear una llave de tensión, para ello solo deberás doblar el otro clip a la mitad para así darle forma de “L”.
  5. Para comenzar a forzar la cerradura tienes que insertar la llave de tensión en la parte inferior de la cerradura y gírala en la dirección en la que girarías usualmente para abrir la puerta. No dejes de mantener la presión durante todo el momento.
  6. Después mueve la ganzúa de manera lenta mientras está dentro de la parte superior de la cerradura. Debes moverla de arriba hacia abajo. Notarás el sonido de “clic” a medida de que vayas levantando los pernos de forma exitosa.
  7. Finalmente solo tendrás que girar la llave de tensión y la puerta se abrirá.

Debes ser consciente que este procedimiento puede tardar unos segundos o unos cuantos minutos, así que no te frustres si no puedes lograrlo al primer intento. Además, este método funciona perfectamente con cerrojos con seguridad y que tengan candado.

Método #3: Retira la perilla

Retirar la perilla de la puerta

En caso de que no puedas abrir la puerta con ninguno de las técnicas anteriores, lo mejor que podrás hacer es retirar la pelilla de la puerta. Esta es la última alternativa y si no te funciona, entonces es momento de llamar a un especialista para que realice el trabajo.

  1. Para este procedimiento solo debes buscar prestado algún destornillador que encaje perfectamente con el tipo de tornillos usados para sujetar la perilla.
  2. Luego solo deberás desprender los tornillos y retirar cualquier mecanismo de la cerradura, para así poder abrir la puerta.

Recomendaciones:

Puedes ir alternando de un lado a otro entre los tornillos mientras vas intentando desprender la perilla. Además es posible que debas aplicar un poco de presión sobre la puerta mientras vas retirando los tornillos. Es posible que los tornillos estén ubicados debajo de algún aro decorativo, por lo que en este caso debes retirar esta decoración para luego proceder a retirar la perilla.

Consejos y advertencias

recomendaciones para abrir una puerta sin llave

Bajo ninguna circunstancia uses palillos mondadientes de manera o plástico, esto se debe a que pueden romperse y quedar atorados en el interior del cerrojo de la puerta, lo que empeoraría aún más la situación.

Estar encerrado en un baño puede ser un peligro para los niños pequeños por lo que en caso de que suceda este escenario es crucial que actúes con rapidez ya que es considerado como una situación de emergencia. Es muy posible que el niño se ahogue o lastime del algún modo, por lo que debes llamar a emergencias.

Por último, y aunque ya se mencionó con anterioridad, forzar las puertas es un acto ilegal por lo que debes hacerlo con el permiso del propietario de la casa o este debe estar presente. Además estos procedimientos son bastante sospechosos, por lo que para evitar que alguno de los vecinos llame a la policía por error. Es mejor que le pidas ayuda a alguno de tus vecinos para que así cuentes con respaldo.