Quantcast
martes, 17 mayo 2022 0:15

El Real Madrid resucita en la Champions League cuando más lo necesita

-

El partido de Champions League entre el Real Madrid y el Inter de Milán era uno en el que estaban involucrados algo más que tres puntos. Un verdadera final se dio en el Giuseppe Meazza, con ambos conjuntos jugándose la vida; pero al final fue el equipo blanco el que salió inmune con un partido muy completo en el que algunos brillaron, otros estuvieron muy bien y en el que la escuadra italiano puso también su granito de arena para ayudar a la causa merengue.

Zidane sorprendió una vez más de inicio con su alineación, con lo que deja bien claro que por más que la prensa y los expertos lo intenten, jamás le ganarán a esa mente que elucubra tantos planes que hasta sus propios jugadores acaban confundidos. No obstante, en esta ocasión acertó y sus decisiones, incluso en los cambios en el segundo tiempo, dieron pie a un duelo placido en el que el Madrid consiguió el triunfo que les permite encarrilar su camino en Europa y depender de ellos mismos para lograr la clasificación.

Gran aporte de los menos esperados

Lucas vázquez fue uno de los que tuvo un muy buen encuentro

Cuando los ojos se centraban más en Hazard, Varane, Courtois o en el mismo Zidane; al final fueron otros los que terminaron siendo protagonistas y no se los esperaba tanto. Lucas Vázquez se pudo lucir como extremo y al ser una de las sorpresas del técnico fracés, pocos lo esperaban. El gallego colaboró mucho en defensa con Carvajal, pero es que además de de eso fue punzante desde la banda y sus mayores apariciones las hizo en ataque; algo que se le pedía desde hace tiempo y había quedado a deber. En esta ocasión hizo la asistencia al gol de Rodrygo, mandó un balón al poste y si Mendy hubiera estado menos revolucionado habría podido marcar algún gol.

Junto con el extremo también destacaron Nacho, fino en defensa (aguantó a Lukaku) pese a sus pocos minutos y provocó el penal; Mendy se mostró mucho por su banda y si hubiera estado un poco más calmado sus centros habrían encontrado mejor destino, pero subió mucho y bien; y Odegaard estuvo muy presente y dejó su buen criterio en el medio campo, además de combinar muy bien con Hazard y los otros del mediocampo. Otros debían brillar en este Real Madrid, pero ellos hicieron un estupendo trabajo.