Quantcast

Qué es quinina

La quinina, también llamada chinchona, es una sustancia extraída de la cáscara de una planta común en América del Sur, la cual recibe el nombre de Quina, cuyo nombre científico es Chinchona calisaya. En el pasado, la quinina fue una de las sustancias más utilizadas en el tratamiento del paludismo o malaria.

Sin embargo, desde la creación de otros medicamentos sintéticos como la cloroquina o la primaquina, la quinina se usó sólo en ciertos casos específicos de paludismo y bajo la orientación médica. Eso sí, esta no se utiliza mucho actualmente pero su árbol continúa siendo fuente para la preparación de remedios tradicionales, como el té de quina, debido a sus propiedades febrífugas, antipalúdicas, digestivas y cicatrizantes. Por lo que tiene aún diferentes aplicaciones terapéuticas.

¿Para qué sirve?

Qué es quinina

Además de producir grandes concentraciones de quinina, el árbol quina también contiene otros compuestos como quinidina, cinchonina y dihidroquinamina, que pueden utilizarse con diversos objetivos.

Pueden ayudar en el tratamiento de la malaria, mejorar la digestión, ayudar a desintoxicar el hígado y el organismo, entre otros beneficios. También sirve como acción antiséptica y antiinflamatoria, como remedio contra la fiebre y para reducir dolores en el cuerpo. La ayuda en el tratamiento de angina y taquicardia es otro de sus usos.

Otros usos de la quinina

Qué es quinina

Asimismo, los compuestos obtenidos de la planta quina, principalmente la quinina, se pueden utilizar como aditivo amargo en ciertos medicamentos y bebidas. Por lo que se puede encontrar, por ejemplo, en algunas aguas tónicas.

De todas maneras, en forma de refresco, la quinina no se encuentra en concentraciones suficientes como para tener un efecto terapéutico. Por lo que, por mucho que te lo ponga en la información alimenticia, no supondrá una cantidad suficiente para este tipo de uso.

¿El agua tónica contiene quinina?

Agua tónica

El agua tónica es un tipo de refresco que contiene en su composición clorhidrato de quinina. Por eso, esta tiene ese típico sabor amargo ya que se lo aporta la quinina. No obstante, las concentraciones de esta sustancia en el agua tónica son muy bajas.

Realmente, las concentraciones de esta se encuentran por debajo de 5 mg/L, por lo que no posee ningún efecto terapéutico contra la malaria o cualquier otro tipo de enfermedad. Para que esto fuera posible, la sustancia tendría que estar en una cantidad bastante mayor.

Posibles efectos secundarios

Embarazadas

El uso de la planta de quina y, en consecuencia, el de la quinina, está contraindicado en mujeres embarazadas y niños, así como en pacientes con depresión, problemas de coagulación de la sangre o enfermedades hepáticas. Además, el uso de esta se tiene que evaluar cuando el paciente utiliza otros medicamentos, como Cisaprida, Heparina, Rifamicina o Carbamazepina. Por lo que tienes que tener cuidado si te encuentras en una de estas situaciones.

Es importante que el uso de la quina sea indicado por el médico ya que las cantidades en exceso de esta planta podrían tener efectos adversos. Algunos de ellos podrían ser la alteración de los latidos cardíacos, las náuseas, la confusión mental, la visión borrosa, los mareos, las hemorragias y los problemas en el hígado. 

Útil para los calambres

Calambre

Existe evidencia de que la quinina, tomando de unos 200 mg a 500 mg diarios, reduce significativamente el número de calambres y los días de calambres. Por otro lado, también reduce la intensidad de los calambres.

Además, existe evidencia de que, con el uso hasta 60 días, la incidencia de eventos adversos graves no es significativamente grande. Sin embargo, debido a que los eventos adversos graves pueden ser rara vez fatales, en algunos países la prescripción de quinina está muy restringida.

Prepara té de quina

Qué es quinina

La quina es utilizada popularmente en forma de té, el cual puede ser preparado con las hojas y la cáscara de la planta. Para preparar el té de quina, tienes que mezclar un litro de agua y dos cucharadas de cáscara de la planta, y dejar hervir durante 10 minutos. Tras esto, deja reposar durante 10 minutos más y, como mucho, bebe de dos a tres tazas por día. 

Además, la quinina presente en la planta de quina puede adquirirse en forma de cápsulas. Eso sí, es importante resaltar que este medicamento sólo debe ser utilizado bajo indicación médica, puesto que existen contraindicaciones y podrían haber efectos secundarios. De estos, normalmente no suele haber muchos casos salvo que existan grandes ingestas de esta sustancia. En ese caso, sí que puede haber efectos hasta mortales aunque, como decimos, esto no suele pasar.

Es importante tener en mente también que el té de quina puede ser indicado por el médico sólo como complemento para el tratamiento con medicamentos. Esto es así porque la concentración de quinina obtenida en la hoja es menor a la obtenida a partir del tronco del árbol; por esta razón, el té por sí solo no tiene actividad suficiente contra el agente infeccioso responsable del paludismo.