Quantcast

Se dedica a cuidar de su jardín durante el confinamiento y se lleva la sorpresa de su vida

El confinamiento domiciliario llevó a un hombre a descubrir los secretos que ocultaba su propia casa.

Un británico de 40 años, vecino de Yorkshire, descubrió enterrado en el jardín de su casa de Heckmondwike, un coche fabricado en los años 50.

John Brayshaw, quien compartió su insólita historia en las redes sociales, contó que hace seis meses se mudó a su nueva residencia. El confinamiento domiciliario decretado en Reino Unido, le llevó a matar las horas ocupándose del jardín, donde encontró el vehículo bajo tierra.

El hombre estaba quitando la hierva con una pala, cuando golpeó algo duro.

“Es realmente raro. No es algo que encuentres todos los días, está literalmente en medio de mi jardín. Es una de esas cosas que tienes que ver para creerlas”, comentó Brayshaw.

“Vi el techo y pensé ‘¿quién enterraría el techo de un coche?’. Seguí cavando y vi la puerta, el volante, y me di cuenta de que era un automóvil completo con la placa de matrícula. Lo único que faltaba eran las ruedas”, agregó.

El vehículo estaba sepultado de lado en un hoyo de dos metros de profundidad por tres de ancho. Brayshaw cree que se trata de un Ford Popular 103e, un modelo fabricado entre los años 1955 y 1956.