Quantcast

Un recetario de salsas, en el ‘top 10’ de las consultas digitales a la Biblioteca Nacional

Entre los archivos digitales en español más consultados de la Biblioteca Nacional (BNE) se encuentran grandes obras como el Quijote o el Poema del Mío Cid. Junto a los famosos literatos españoles también figura el libro ‘Cien fórmulas para preparar salsas: recetas exquisitas y variadas’, un recetario de finales del siglo XIX.

“Ningún país posee en tan alto grado como el nuestro el arte de variar los condimentos de las salsas, que dan a los platos de nuestra cocina un sabor particularmente delicado”. Así arranca el sexto documento digital más buscado en la Biblioteca Digital Hispánica de la Biblioteca Nacional, por delante de las cantigas de Alfonso X ‘El Sabio’ o la Gramática Castellana de Antonio de Nebrija.

El libro de recetas data entre los años 1876 y 1915 y fue editado por Saturnino Calleja, quien publicó varias ediciones del Quijote siendo propietario de Ediciones Calleja, una editorial que se centraba en publicaciones para niños que, en ocasiones, él mismo escribía. Como autora figura ‘Mademoiselle Rose’, un alias que hace referencia a la pintura del romántico Eugène Delacroix.

“Nuestros grandes cocineros deben una buena parte de sus éxitos a su habilidad para sacar partido de estas preparaciones (las salsas)”, reza el recetario, que da indicaciones para cocinar, entre otras, la salsa a ‘la velouté’. “Pélense cinco o seis ‘champignons’; pónganse en una cacerola como dos cucharadas de manteca…”, indica.

Y es que el libro, además de un simple recetario, es todo un alegato a favor de las salsas. “Guisemos, pues, las carnes, las legumbres y los pescados con salsas variadas, y de este modo estimularemos nuestro apetito, proporcionando a nuestros estómagos extenuados la substanciosa nutrición que les conviene”.

El archivo digital más consultado en castellano no es ni el Quijote ni el Poema del Mío Cid, sino el material gráfico del campo de concentración franquista de Albatera (Alicante) realizado por Luis Vidal, y que incluye fotografías de los barracones por los que pasaron miles de presos republicanos durante la Guerra Civil.

Por este campo de concentración pasaron periodistas, intelectuales o políticos como el gobernador civil de Ciudad Real David Antona o el director del periódico ‘Mundo Obrero’, Manuel Navarro Ballesteros.

El campo, que fue clausurado en 1939, se encuentra cerca de la estación de San Isidro, a escasos metros de las vías del ferrocarril. Allí hay ahora un monumento en recuerdo a quienes murieron allí con dos vigas colocadas por la CNT y AIT en el año 1995, y que recuerdan a los “seres humanos que sufrieron y murieron por un mundo más justo y libre”.

Las fotografías digitalizadas tomadas por Luis Vidal son las obras más consultadas en 2019, por delante del Poema del Cid, que ocupa el tercer lugar, y El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha, de Miguel de Cervantes, que es la cuarta obra más consultada.

Entre los documentos digitalizados más buscados están el ‘Beato de Liébana: códice de Fernando I y doña Sancha’, el recetario ya mencionado, ‘Suspiros de España: marcha popular’. También figuran la ‘Gramática castellana’ o las ‘Cantigas de Santa María’ del rey Alfonso X.

(SERVIMEDIA)