Quantcast

Casado sentencia que Sánchez evita a la prensa para “ocultar” sus negociaciones

El presidente del PP, Pablo Casado, sentenció este viernes que el presidente del Gobierno en funciones y candidato a la investidura, Pedro Sánchez, evita a la prensa en el tradicional balance del año porque quiere “ocultar” sus negociaciones con los independentistas.

En una vista a Almoradí y a los demás pueblos de Alicante castigados por la última dana, Casado denunció que Sánchez ha decidido “por primera vez en catorce años” no comparecer ante los medios de comunicación al final de año. “Es verdad que tiene pocas cosas que explicar porque no ha hecho nada”, desde que llegó al poder con una moción de censura basada en una “acusación falsa” contra el PP, dijo.

Quizá por eso está mostrando una evidente “aversión” o “alergia” a los medios de comunicación, dijo Casado, que anunció que él sí comparecerá el próximo lunes para hacer balance del año tras la reunión del Comité de Dirección del PP.

Pero si Sánchez no comparece, en su opinión, es porque “tiene mucho que ocultar”, porque no quiere contar a los ciudadanos que los independentistas están “echando un pulso” y él está “facilitando que nos lo ganen a todos los españoles”. Tampoco quiere contar que ERC está tratando de presionar a la Abogacía del Estado para propiciar que Oriol Junqueras pueda disfrutar de beneficios penitenciarios, ni quiere explicar por qué aún no ha valorado el discurso del Rey en el que pedía que no haya ningún “desbordamiento” de la Constitución.

Casado subrayó que el PP ha pedido ante la Junta Electoral Central que Junqueras no pueda ser parlamentario, en tanto que condenado en sentencia firme, y promoverá una modificación de la euroorden. Además, reclara la recuperación por el Estado de las competencias penitenciarias para evitar que sean los compañeros de partido de los condenados los que decidan sobre su acceso a beneficios.

Al reflexionar sobre los motivos por los que la investidura no se ha convocado aún y su posible relación con el plazo que la Abogacía del Estado tiene para pronunciarse sobre la situación de Junqueras, recordó que ese organismo tiene que cumplir con su obligación, que es defender al Estado, no a quienes dan un golpe contra el Estado.

“Es de Perogrullo”, dijo, pero dado que depende jerárquicamente del Gobierno es necesario enfatizarlo, a pesar de que el PP, está “convencido de que el cuerpo de abogados del Estado”, que es “prestigioso” e “independiente”, no sucumbirá a esas presiones y se dedicará a “perseguir a los delincuentes” que atacan al Estado.

“CHANTAJE”

Ante la posibilidad de que España tenga un gobierno “chantajeado por quienes quieren romper España”, Casado reiteró su llamamiento a los dirigentes del PSOE, también a sus presidentes autonómicos, para que se pregunten si “pueden tragar con ello” y actúen en consecuencia.

Casado insistió en que nunca ha visto “tanta opacidad” en una negociación de investidura, menos por parte de quienes hace pocos años reclamaban negociar “por streaming”, y reiteró su ofrecimiento para negociar grandes reformas con el PSOE una vez que Sánchez sea investido con abstenciones de Ciudadanos y Navarra Suma en vez de independentistas. Con esa vía, dijo, “España se libraría de todos esos nubarrones que a todos nos avergüenzan”.

En Almoradí, Casado denunció que aún no han llegado las ayudas prometidas por la Generalitat Valenciana a los afectados por la dana que siguen en situación “dramática”, en muchos casos sin poder volver a sus casas, y que tampoco de Sánchez han vuelto a saber nada después de que pisara “diez minutitos” la zona.

Denunció también el “golpe de gracia” al trasvase Tajo-Segura decidido por el Ministerio de Transición Ecológica, al que acusó de guiarse por motivos “ideológicos” e incluso “sectarios”, y anunció junto a la presidenta del partido en la región, Isabel Bonig, que el PP pondrá sus recursos jurídicos a disposición de las familias valenciadas que no quieren que la Generalitat les imponga su “pancatalanismo” y quieren seguir eligiendo la lengua en la que educar a sus hijos.

(SERVIMEDIA)