Compartir
Ángel Boza

El Juzgado de lo Penal número 10 de Sevilla ha absuelto a Ángel Boza, miembro de ‘la Manada’, del robo con violencia de unas gafas de sol en Sevilla el pasado mes de agosto. Tras la sentencia, el joven saldrá en libertad.

El joven reconoció el pasado lunes en el juicio que “había sustraído unas gafas” pero lo que “quería era irme del lugar y que no me pillasen así que seguí a mi miedo y me fui. Ni tenía intención de atropellar a nadie ni nada por el estilo”.

En el turno de última palabra, Boza ha admitido que el robo fue “una gilipollez”, y se le ha condenado por un delito leve de hurto y otro de lesiones.

Boza, que fue condenado a 9 años de prisión por abusos sexuales en el caso de ‘La Manada’, se encuentra en libertad condicional a la espera de que el Tribunal Superior de Justicia de Navarra revise la sentencia sobre lo sucedido en los Sanfermines de 2016.