miércoles, 30 septiembre 2020 20:42

Aragón, pionera en el control de la medicación a los pacientes

Tras el éxito en Teruel del programa piloto “Mi Farmacia Asistencial”, un servicio con el que los farmacéuticos ayudan a los pacientes a mejorar el control de su medicación, la iniciativa se ha extendido a todo Aragón.  El objetivo es extender este programa a las 22.071 farmacias españolas.

En noviembre, la España ‘vaciada’ se puso al frente de la farmacia asistencial. Apenas cuatro meses después, se ha presentado la extensión de Mi Farmacia Asistencial a las tres provincias de Aragón.

Se trata de una iniciativa del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos en la que ya participan 60 farmacias de Zaragoza, 60 de Huesca y 60 de Teruel, a las que se irán sumando nuevas farmacias a lo largo de las próximas semanas.

Un pilotaje que da continuidad al iniciado en el mes de octubre en Teruel, y con el que Aragón se convierte en la primera comunidad autónoma en implantar este servicio farmacéutico.

“Se trata de un proyecto de gran envergadura, a través del cual los usuarios pueden conocer toda su medicación, estén donde estén, acudiendo con su tarjeta a cualquier farmacia que esté adherida a Mi Farmacia Asistencial. De esta forma, los farmacéuticos ofrecen a los pacientes – de forma protocolizada y homogénea –  la posibilidad de mejorar el uso de los medicamentos y ayudar al cumplimiento, especialmente en pacientes polimedicados, con todas las garantías de protección de datos y confidencialidad”, explican desde esta entidad.

Además, esta iniciativa incorpora ahora una nueva funcionalidad para el servicio de Indicación Farmacéutica, con el que los farmacéuticos aumentan la seguridad en el uso de los medicamentos sin prescripción, disminuyendo la presión asistencial en las consultas médicas de atención primaria y de urgencias.

Compromiso con los pacientes

Según el presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, Jesús Aguilar, “esta iniciativa es una respuesta profesional de la Farmacia al compromiso sanitario que mantenemos con los pacientes. Nuestra propuesta de valor pasa por aprovechar nuestra función sanitaria, social y humana como profesionales sanitarios integrados dentro del Sistema Sanitario. Queremos explotar nuestra misión como expertos en el medicamento para hacer frente a los acuciantes retos actuales de la Sanidad y, para ello, estamos dotando a los farmacéuticos de una herramienta que permite llevar a cabo con calidad y seguridad la labor asistencial, de manera homogénea y protocolizada”.

Para el presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Zaragoza, Ramón Jordán, “la farmacia aragonesa está protagonizando un momento histórico, ya que el servicio Mi Farmacia Asistencial supone un punto de inflexión en el día a día de nuestra labor como profesionales sanitarios y de nuestra relación con los pacientes. Es un gran proyecto tecnológico y asistencial que esperamos sea el impulso definitivo a los servicios profesionales farmacéuticos que ofrecemos”.