Quantcast

Las consecuencias de una prueba de Covid-19 mal hecha

-

Ahora que el COVID-19 está a la orden del día, es normal que queramos saber en qué se basa una prueba para el coronavirus y qué pasaría si se hace mal. Actualmente lo normal es que si crees haber estado con una persona que tiene COVID-19 o si crees tener síntomas te pongas en contacto con el número de teléfono para estos casos y que te guíen. O también puede ser que un rastreador se ponga en contacto contigo. Analizarán el caso y lo más usual es que te digan que hagas cuarentena durante 15 días y a lo largo de la cuarentena te harán una prueba PCR para saber si eres positivo en coronavirus o si tienes la suerte de no tenerlo.

Obviamente, las pruebas para el coronavirus se hacen en muchos otros casos siempre para poder prevenir males mayores. A continuación os informaremos de qué proceso tiene una PCR.

1
Lo primero que harán será tomar una muestra con un hisopo

Infektionsschutzzentrum im Kulturquartier/Rautenstrauch-Joest-Museum, Köln

En realidad, las pruebas para detectar si uno tiene gripe son parecidas a las que se realizan para saber si se tiene coronavirus. Lo primero que se debe hacer es recolectar una muestra y así poder analizarla para saber si se tiene el virus. Los especialistas indican que el coronavirus se reproduce en el tracto respiratorio o eso es lo que creen por el momento.

Esto lo que hace es que causa principalmente enfermedades respiratorias así que se recomienda que los médicos a la hora de hacer la PCR tomen las muestras de la garganta pasando por la boca y finalmente la nariz. A las personas que tengan tos ‘húmeda’ también se les puede pedir que tosan esputo que es una mezcla de saliva con mucosa. Así se certificará claramente si tienen o no tienen COVID-19.

Atrás
Comentarios de Facebook