Quantcast

El milagro de Ecoembes: cuanto más pesa menos paga

Como vienen informando desde hace meses MONCLOA.COM y MERCA2, el negocio de Ecoembes es redondo. Con todas las facilidades y ventajas que se le ofrecen a la empresa lo raro sería que no le saliesen las cuentas. Se trata de una sociedad anónima, supuestamente sin ánimo de lucro, constituida por algunas de las grandes productoras de envases plásticos de nuestro país. Tal y como han mostrado los citados medios, el proceder de Ecoembes respecto al reciclaje es, cuando menos, curioso. 

Un nuevo reportaje, firmado por Javier de Benito, indaga en el criterio que sigue la empresa para “compensar” a quienes gestionan los residuos reciclables en España. En los contenedores azules, destinados al papel y al cartón, Ecoembes compensa como máximo el 40% del peso de los mismos. La empresa se escuda para ello en un informe, muy conveniente para sus intereses, que sostiene que en estos contenedores solo es reciclable el 40% del total. El 60% restante se supone que son revistas u otros residuos no reutilizables, por lo que Ecoembes no paga por ellos. 

¿Y quién paga, entonces, esos residuos que Ecoembes no quiere reciclar? Pues el erario público, a través de los impuestos que pagamos todos los ciudadanos. En resumen, cuanto más pese el contenedor azul, menos paga Ecoembes por su gestión.

Monopolio y carta blanca para Ecoembes

El modelo de negocio de esta empresa es redondo. Ecoembes para por gestionar, y supuestamente reciclar, los residuos generados por las empresas que forman la entidad. Esto es consecuencia de una ley nacida en los años 90 que obligaba a las compañías generadoras de residuos plásticos a hacerse responsables de sus productos. No obstante, los convenios firmados con las administraciones provinciales no suelen ser beneficiosos para el interés general. Si a esto le sumamos que Ecoembes es un monopolio del sector, nos encontramos con que la empresa tiene carta blanca para imponer sus condiciones a las comunidades y ayuntamientos. 

“Dado que en este servicio se recogen, además de envases domésticos de papel-cartón, envases de cartón de origen comercial y residuos de papel no envase, la responsabilidad del SIG en esta actividad de recogida debe ajustarse al porcentaje correspondiente a los envases adheridos al mismo”, aseguran desde Ecoembes en el convenio. Y dichas estas palabras, las provincias se preparan para el golpe. 

Según sus propios estudios, en los años 2013 y 2014, el porcentaje de envases era el equivalente al 40%. El resto entienden que son materiales no reciclables, al menos en el contenedor azul. En el 2015,  según los datos de la propia empresa, los envases reciclables del contenedor azul representaban también el 40%, “siempre que las cantidades totales recogidas en el ámbito de la Comunidad Autónoma sean iguales o inferiores a las del año 2011”.

ecoembes
El gráfico del convenio de Ecoembes con una provincia española

Basándose en esta información Ecoembes decide que compensará a quienes realmente gestionan y recogen los residuos de los contenedores con un máximo del 40%. La empresa se desentiende del resto de residuos y el consiguiente gasto han de asumirlo las administraciones. Es decir, los cálculos de Ecoembes parten de la presunción arbitraria de que solo el 40% de los residuos del contenedor azul son reciclables. 

El truco del pago

En su convenio con las provincias, Ecoembes ofrece una alternativa a este plan. “Si una Entidad no está de acuerdo con el porcentaje considerado en este apartado, podrá solicitar el desarrollo de un plan de caracterización del material siguiendo lo establecido en el ANEXO IV.I.1 BIS, tras cuya conclusión el valor obtenido será de aplicación en la facturación. Ecoembes también podrá acogerse a lo previsto en el citado anexo para una determinada Entidad, si existen pruebas razonables de que el porcentaje señalado en este apartado no representa el porcentaje real de envases de papel-cartón adheridos al SIG”. Claro como el agua.

El documento del convenio también recoge un apartado referido al pago por sus servicios. “El pago de Ecoembes por la recogida monomaterial de papel-cartón en contenedores específicos, se compone de una parte asociada a los contenedores instalados, que denominaremos parte fija. Y hay otra parte asociada al material recogido, que denominaremos parte variable”. Pero estos pagos nunca supondrán más del 40% del total del peso de los residuos que se hayan lanzado al contenedor azul.

Respecto a los pagos, Ecoembes se escuda en unas fórmulas que derivan en otras “subfórmulas” en función de lo que ellos consideren objetivos. “Parte fija (A) = (importe unitario por habitante y año/12) x (1+pago por gestión administrativa) x población generadora incorporada mes de referencia x porcentaje de envases”, es la primera, pero solo en caso de que se haya alcanzado la dotación de referencia. Y así muchos más. Pero la realidad es que tal y como ha podido comprobar MONCLOA.COM en conversaciones con quienes sí gestionan los residuos y reciben las “compensaciones” de Ecoembes, el importe que abona la sociedad anónima sin ánimo de lucro es claramente insuficiente.

Comentarios de Facebook