martes, 22 septiembre 2020 17:12

Nadal se enfada: las polémicas palabras de un top ten

El tenis es un deporte muy solitario. A pesar de que el jugador cuenta con un equipo detrás, que lo acompañan en todos sus viajes, y hasta sus familiares suelen apoyarlos desde las gradas, en la cancha se enfrentan ellos solos contra otro rival que está en las mismas circunstancias. Aunque para muchos es difícil el camino, poco a poco van encontrando su centro y de diferentes formas logran la estabilidad para sacar tiempo para sus otros aspectos en la vida. Grandes tenistas como Rafael Nadal son un buen ejemplo, porque si bien se encuentra en la cima del tenis, también ha logrado hacer más cosas en vida cotidiana.

Sin embargo, otros todavía están recorriendo el camino y palabras como las que expresó hace poco Stefanos Tsitsipas lo dejan en evidencia. El griego, uno de los que dominará el tenis en el futuro y ya “Top Ten”, explicó en ‘Behind the racquet’, el portal donde algunos tenistas se sinceran y abren su corazón, que de pequeño era un chico introvertido sin muchos amigos, algo que pensó que cambiaría cuando estuviera en el circuito, pero cuando llegó vio que era todo lo contrario.

“De niño también era introvertido, no tenía muchos amigos. Cuando comencé a jugar en la gira pensé que desarrollaría amistades, pero resultó ser todo lo contrario. La mayoría de jugadores se mantienen apartados, solitarios. Siento que los jugadores no quieren hacerse amigos de otros porque piensan que alguno te extraerá algún secreto para poder vencerte. Supongo que son demasiado serios en este aspecto, para mí hacer amigos haría menos solitario todo este viaje”, comentó el griego. Puede que muchos sean cerrados, pero no conoce a algunos como Nadal que han entablado amistades sinceras dentro del mundo del tenis.

Nadal y su amistad con Juan Mónaco

Nadal siempre sonríe cuando se encuentra a Mónaco

Pese a que el individualismo que alega Tsitipas dentro del tenis es real, también es que, como en la vida, si no conectas con una persona pues no sueles dirigirle mucho la palabra; no obstante, si rápidamente se agradan pueden formar una amistad verdadera. Eso fue lo que sucedió entre Nadal y Juan Mónaco.

Cuando el español y el argentino se conocieron muy jóvenes, ambos entablaron una amistad sincera. Incluso se ha visto pasar a Mónaco algunas vacaciones en casa del de Manacor. El destino los hizo coincidir en innumerables torneos y a enfrentarse varias veces, como en esa Copa Davis de 2011 en la que mallorquín le dio una paliza (6-1, 6-1 y 6-2), pero es que hasta cuando las derrotas eran humillantes, era el mismo Rafa el que iba a consolar a su amigo. Actualmente Mónaco está retirado, pero es sabido por todos que siempre que puede llama a su amigo para darle algún que otro consejo y también animarlo si pasa por un mal momento.

Con otros tenistas también hay química

El español se divierte cuando coincide con Federer

Aunque a Nadal casi siempre se le ve muy serio y concentrado, también es cierto que mantiene una buena relación con otros compañeros de profesión. De hecho, con su máximo rival, Roger Federer, el español tiene un trato muy de amigos, hasta el punto de que ambos admitieron que se escribían periódicamente por WhatsApp. Además cuando están juntos se les puede ver bromeando y riendo, lo que demuestra que se llevan realmente bien.

A Tsitsipas le falta mucho por recorrer y aunque en sus cinco párrafos para ‘Behind the racquet’, dejó ver que aún está aprendiendo, también se ve que pasó por etapas difíciles para llegar a convertirse en lo que es ahora. Con sus orígenes bien arraigados, su amor por su país y con su profesionalismo puede llegar muy lejos. Además, mientras siga con buenos ánimos, más pronto que tarde encontrará un buen amigo dentro del circuito con el que rivalizar y compartir los grandes momentos del maravilloso deporte que es el tenis.