lunes, 28 septiembre 2020 21:46

La traición más bestia a Messi: no se lo puede creer

La bronca de Messi sigue. Ahora no es por la crisis del Barcelona. Su nueva molestia es por la traición que recibió por parte de un compañero de equipo. El crack argentino nunca se imaginó que su hermano recibiría un varapalo de un crack que prefirió a Jorge Méndes para que le llevara la carrera. Vaya semanita la que han vivido los Messi. El delantero con ganas de marcharse y ahora se siente traicionado por un futbolista muy cercano a él.

Este jugador es Ansu Fati. El chaval ha terminado su relación con Rodrigo Messi para pactar con el archiconocido agente luso, Jorge Méndes, el mismo representante de Cristiano Ronaldo y James Rodríguez. Esta decisión ha cabreado al crack culé, pues pensó que el joven jugador confiaría toda su carrera a su hermano, pero nada que ver, ha preferido un representante con mayor renombre, ahora más que tomará un papel preponderante en el Barcelona, donde le tienen como un jugador intransferible.

Messi llamó a Ansu Fati para trasmitirle su molestia. El chaval le explicó que su decisión no es nada personal, que solo busca proyectarse mejor como jugador y no sentía que lo haría con el hermano de su compañero. El primer agente del extremo izquierdo fue su padre y al comenzar con el primer equipo ambos decidieron buscar los servicios del familiar de uno de los mejores jugadores de la historia.

Messi solo le desea suerte

Por ahora Messi se enfocará en otros asuntos. El crack pasa la página con Ansu Fati y prefiere concentrarse en su situación. Los medio en Barcelona aseguran que el crack culé estaría abandonando al equipo por no sentirse a gusto con la actual directiva. Según lo informado, tras una reunión con Ronald Koeman, el delantero le comunicó al nuevo entrenador, que en estos momentos no se veía en el club, pero  que no tiene nada decidido.

Koeman quiere a Messi en su equipo para que forme una dupla letal con Ansu Fati. El entrenador neerlandés espera que este impasse no afecte en lo deportivo, ya que en su equipo ambos conformarían un tridente con Griezmann, quien pasaría a ser el centro delantero del 11 del Barcelona. En la misma charla con el sudamericano, el ex entrenador del Valencia le expuso al ídolo culé todo el plan deportivo que espera ejecutar para los venideros dos años.

Por ahora Messi se concentra en sus vacaciones esperando el llamado de Koeman para regresar a los entrenamientos. Allí la prensa verá si la relación con Ansu Fati ha cambiado o simplemente habrá distancia. Una lejanía que pudiera afectar a un Barcelona que no pasa por momentos muy agradables.