Quantcast

El CGPJ busca controlar a los maltratadores tras la ley del solo si es sí

Ángeles Carmona, la presidente del Observatorio de Violencia Doméstica y de Género del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), ha afirmado el martes 17 de enero en el Congreso que se deben seguir impulsando los dispositivos de control telemático. Carmona habla de las famosas pulseras telemáticas que tienen el objetivo de mejorar la protección de las víctimas de violencia de género. También ha comentado que se deben imponer ciertas consecuencias a los agresores que rompen las órdenes de alejamiento hacia las mujeres afectadas.

El CGPJ afirma que hay que seguir con la dotación económica

El CGPJ busca controlar a los maltratadores tras la ley del solo si es sí

Ángeles Carmona ha participado en la subcomisión que renovará el Pacto de Estado de Violencia de Género en la Cámara baja. Es ahí donde ha explicado que está percibiendo mucha preocupación por parte de los partidos políticos y que la intención es continuar con el acuerdo para aumentar la dotación económica.

Ha realizado algunas propuestas para mejorar el Pacto como es el caso de ampliar el concepto de violencia contra las mujeres, no solo dentro del ámbito de la pareja o expareja, como indica actualmente la ley. Estos cambios, si se llevasen a cabo, permitirían proteger a un mayor número de víctimas junto con la ampliación de las competencias de los juzgados especializados.

Otro de los factores en los que ha querido incidir Ángeles Carmona ha sido en la formación de los jueces que debe ser continuada y debe extenderse a todos aquellos que no están en los juzgados de violencia contra la mujer. De la misma manera, indica que se debe poner en marcha en la Justicia la especialidad concreta de violencia de género para poder comenzar con una bolsa que esté especificada para jueces especializados. Por supuesto, también ha incidido en la educación de los menores y los jóvenes.

La CGPJ pide impulsar las pulseras telemáticas

Una de las medidas que ha pedido Ángeles Carmona desde la CGPJ es impulsar las pulseras de control telemático, conocidas comúnmente como pulseras telemáticas, que desde su punto de vista están teniendo mucho éxito ya que con la pulsera impuesta no se ha tenido que lamentar el asesinato de ninguna mujer. Es por eso que pide que se pongan en valor y se siga ampliando su aplicación con especial relevancia en los casos de violencia sexual.

Otra de las cuestiones que ha tocado la CGPJ es la de implantar consecuencias para los agresores que decidan quebrantar las órdenes de protección impuesta. Uno de los ejemplos que indica es la se subir el nivel de gravedad del caso, avanzar en la valoración del riesgo político, judicial y garantizar así la presencia de algún forense que pueda llevar a cabo el procedimiento en todo el territorio.

Desde el punto de vista de la CGPJ también se puede barajar la posibilidad de eliminar ciertos atenuantes como es el caso de la confesión o la reparación del daño.

Otro de los puntos importantes que ha querido señalar la presidenta del Observatorio del CGPJ es la implicación en el entorno de la víctima para que haya mayor protección e, hilando con este punto, ha querido recordar que la sociedad tiene la obligación impedir la comisión de un delito.

Por último, Ángeles Carmona ha querido matizar otro campo dentro de la educación sexual y es el acceso de los menores a las relaciones afectiva y sexuales cada vez más jóvenes teniendo en cuenta el consumo de pornografía que, según su opinión, establece una serie de criterios alrededor del sexo que favorecen los comportamientos violentos dentro del ámbito de la sexualidad.

Es importante que se comience a educar a los menores en estas cuestiones para que no interioricen comportamientos machistas desde temprana edad.

La CGPJ pide modificar la Ley del solo sí es sí

El CGPJ busca controlar a los maltratadores tras la ley del solo si es sí

Ángeles Carmona también se ha referido a la Ley de Garantía de la Libertad Sexual que se conoce como la ley del «solo sí es sí» para recordar que la CGPJ ya alertó sobre las consecuencias con las rebaja de las penas tanto para lo que han cometido delitos como para los que están cometiendo delitos, en algunos casos.

Desde su punto de vista, la alarma social que se ha generado por esta situación establece claramente que la ciudadanía no quiere que los delincuentes sexuales tengan una rebaja en la condena y, según su juicio, la mejor opción sería modificar de nuevo la ley.

Parece que Ángeles Carmona ha establecido una serie de consejos y pautas a tomar en cuenta para poder matizar la ley con respecto a la violencia de género. Uno de los puntos más interesante recae sobre la educación de los menores que, al fin y al cabo, son los que en un futuro acudirán o no a la violencia para «resolver» sus problemas. Es fundamental que los menores sean educados en valores feministas para lograr una sociedad menos arraigada al machismo y la violencia de género.