Quantcast

DC intenta acabar con su caída apostando por la estrategia Marvel

Un superhéroe hiperviolento inspirado por su fanatismo religioso, una sátira del mundo escolar estadounidense, una versión porno de Romeo y Julieta y las películas de Scooby Doo. Eso es parte del curriculum de James Gunn el director y guionista conocido por las cintas de Guardianes de la Galaxia para Marvel y el nuevo encargado de planear el futuro de Batman, Superman y la Liga Justicia.

Gunn, que empezó a trabajar con DC tras un breve despido de Marvel por unos tweets controversiales hechos antes de formar parte de la compañía, tiene una de las carreras más extrañas de Hollywood. El director se dio a conocer como parte de la plantilla de Troma, un estudio dedicado al cine de clase B que se encargaba de llenar las funciones de media noche de los cines norteamericanos. Su cine era un cruce entre lo vulgar y lo violento, cargado, sin embargo, de un humor tan negro como inteligente y un desdén evidente por la sociedad norteamericana. 

Pero el éxito de la serie ‘Peacemaker’ en HBO y la buena recepción de la secuela de ‘El escuadrón suicida’ han hecho que James Gunn sea nombrado por Warner como director creativo de DC Studios. La nueva filial, que dirigirá junto al productor Peter Safran, se encargará de las cintas de superhéroes del estudio los próximos años, por lo que convierte al director en una de las figuras más importantes de la compañía.

UN DIRECTOR DE CULTO LLAMADO A LAS GRANDES LIGAS

Con Troma firmó el guion del clásico de culto ‘Tromeo and Juliet en la que, más allá de sumar escenas eróticas, se dedicó a romper pieza a pieza la clásica historia de amor. Como director independiente satirizó la comedia escolar estadounidense con ‘Slither’, una cinta de horror tan violenta como grotesca, y el género de superhéroes con ‘Súper’ que tuvo la mala suerte de coincidir en salas de cine con ‘Kick-Ass’ una cinta con la que compartía premisa y que era más accesible.

Pero algo vio Kevin Feige, la cabeza pensante de Marvel Studios y la mente maestra tras el Universo Cinematográfico de la empresa, y le dejo al mando de ‘Guardianes de la Galaxia’. Más allá de tratarse de unos personajes menos conocidos, el estudio le dio un presupuesto gigante al director, casi 250 millones de dólares, según IMDB, y bastante control creativo de la cinta. El resultado es una de las cintas más populares del estudio, una secuela bastante mejor y la apertura al lado cósmico del universo. 

SALIDA Y REGRESO A MARVEL

El éxito de ‘Guardianes de la Galaxia’ le abrió al director las puertas del resto del lado cósmico de Marvel y alertó a otros estudios de un gran talento taquillero. Esto le fue de utilidad cuando una campaña sucia en su contra hizo que lo despidieran temporalmente de Disney. Tras solo un par de semanas estaba en DC dirigiendo ‘El Escuadron Suicida’ y unos meses después volvió a Marvel con contrato para dirigir la tercera parte de ‘Guardianes de la Galaxia’ así como un especial de navidad para Disney Plus

Pero al parecer en DC están bastante felices con él. Más allá del resultado en taquilla de ‘El Escuadrón Suicida’, estrenada en un 2021 donde las salas de cine aún eran un signo de interrogación, la cinta de James Gunn ha ido ganando adeptos desde su estreno y la secuela televisiva ‘Peacemaker’ es uno de los grandes hits del año. Además, tiene sentido que el estudio apueste por él dado que el sentido del humor tanto de ‘Aves de Presa’, como el de la serie de ‘Harley Quinn’ tienen mucho de su estilo. 

EL FUTURO DE JAMES GUNN

El futuro del director no se queda solo en su trabajo como cabeza del estudio. Además, está escribiendo una nueva película del Coyote y el Corre Caminos y producirá una serie sobre Amada Waller para DC. Pero es poco probable que termine allí, las tendencias hiperviolentas y de cine B de Gunn siempre acaban por llamarlo, así que podemos esperar otro giro extraño en los próximos años.