Quantcast

Qué es el arma del apocalipsis

¿Nos encontramos en el arma del apocalipsis? ¿Son estos los días del rapto del que hablan las escrituras? Estamos viviendo tiempos muy extraños y convulsos, invasión de Rusia a Ucrania, atentado contra el gasoducto Nord Stream 2, Corea del Norte haciendo pruebas con misiles que pasan por encima de territorio japonés, Taiwán temiendo una invasión de China, la verdad no sabemos ni qué pensar de todo esto.

Ahora tenemos que preocuparnos por porque Rusia ha movilizado su submarino K-329 Belgorod, y movilizar un submarino que se encuentra en etapa de prueba y que mide 184 metros de eslora y 15 de manga, no sería tan preocupante, pues todos los países que pueden, incluyendo Estados Unidos, cada cierto tiempo ponen a prueba sus últimas creaciones bélicas.

Entonces ¿cuál es el problema que debe atribularnos?

Entonces ¿cuál es el problema que debe atribularnos?

Que el submarino Belgorod está equipado con un misil nuclear que puede ser el arma del apocalipsis. Se trata del misil Poseidón, un supertorpedo con esteroides que tiene la capacidad de viajar una distancia de 10.000 kilómetros con absoluta precisión y sin que pueda ser detectado.

El poder destructivo de esta arma del apocalipsis no tiene precedentes, porque los expertos han dicho que tiene un poder destructor absoluto, con la posibilidad de crear un tsunami nuclear si es detonado en una zona cercana a una costa.

Pero no es el único, ya que tanto Rusia como los Estados Unidos han tenido en sus almacenes por décadas arsenales de misiles de trayectoria intercontinental que son tan letales e importantes como Poseidón, que pueden causar estragos parecidos.

La OTAN en alerta

La movilización por parte de Rusia del submarino Belgorod con su misil nuclear Poseidón ha hecho que la OTAN active todas sus alarmas y haya puesto sobre aviso a todos los países aliados para que estén atentos a la posible navegación subrepticia del mismo por sus aguas, ya que se piensa que se encuentra bajo el ártico, y la gravedad de esto es que Poseidón es el arma del apocalipsis.

Un diario italiano ha afirmado que el temor de la OTAN es que el propósito de Rusia sea demostrar la eficacia del Belgorod y del mismo Poseidón. El Belgorod fue botado al mar el pasado mes de julio, siendo uno de los dos submarinos de la flota rusa que puede transportar el arma del apocalipsis.

Lo que se conoce del Belgorod

Lo que lo diferencia del otro, es que el Belgorod es capaz de desplazarse debajo del agua a 60 kilómetros por hora y permanecer sumergido hasta por 120 días, sin necesidad de subir a la superficie. De hecho, una de las teorías que manejan las fuentes del espionaje occidental es que pudo haber estado involucrado en el ataque reciente a las dos vías de conducción del Nord Stream en el mar Báltico.

Estas afirmaciones han sido desmentidas por los servicios de inteligencia rusos, quienes han atribuido el ataque a la flota de los Estados Unidos, porque tiene presencia en esa área. Por su parte Washington ha afirmado que es posible que no se sepa nunca quien cometió el ataque.

La OTAN ha hecho el seguimiento

La OTAN ha hecho el seguimiento

La OTAN ha tratado de mantener al Belgorod en su radar, haciendo seguimiento a su trayectoria, de hecho, se sabe que navega por el mar Blanco, y se piensa que los planes de Rusia son hacer pruebas con el arma del apocalipsis en los límites del mar de Kara, dado que tiene gran historial de pruebas de armas nucleares, el cual queda en el Ártico, en una zona despoblada y, por supuesto, sin detonar una carga atómica.

Es posible que Rusia haya escogido ese lugar no sólo porque se encuentra alejado, sino porque desean probar una de las ventajas de este proyecto, que, en teoría, es que sea posible disparar el arma del apocalipsis bajo una capa gruesa de hielo, disipando los rastros de calor.

Esa puede ser la primera gran razón, la otra es demostrar al Occidente el potencial de esta arma nuclear submarina, como lo más sofisticado de su arsenal, sin que ello signifique necesariamente una amenaza verdadera de guerra, pero ante el conflicto actual con Ucrania, todo ejercicio, por táctico que sea, representa un riesgo potencial, en este caso, de un apocalipsis.

¿Por qué se dice que esta es el arma del apocalipsis?

Porque disparar la cabeza nuclear de Poseidón podría tener como resultado un tsunami radiactivo que puede causar estragos sin precedentes. Ya en el año 2015 se decía que existía un supertorpedo que cambiaría las reglas de la contravigilancia marina, con medidas de 20 metros de largo por 2 metros de grosor, alimentado con un motor a propulsión nuclear.

Eso hacía que la velocidad de desplazamiento pudiera ser mayor a 150 kilómetros por hora, con una autonomía inaudita, pero cuando el Kremlin lo dio a conocer al mundo en el año 2018, calificándolo como el arma que les daría la supremacía en el mar en caso de guerra, cambió el modelo de las tácticas disuasorias nucleares.

Como para no poder dormir

El Poseidón, bautizada como el arma del apocalipsis fue diseñada no como un misil de uso frecuente. Es técnicamente muy complicada, su coste es astronómico y las dificultades para su transporte lo impiden. Por ello, se concluye que su propósito consiste en propinar tan sólo un golpe letal en medio de una cadena de acción-reacción, lo cual transforma la posibilidad de utilizarlo en algo totalmente imprevisible.

Es incorrecto llamarlo misil

Porque no se trata sólo de un misil propiamente dicho, sino que se trata de una especie de dron submarino, de modo que puede ser dirigido a distancia y guiado hacia un objetivo específico a una distancia, como ya dijimos, de 10.000 kilómetros. Por ello, esta arma del apocalipsis se parece más a un dispositivo autopropulsado de alto rendimiento que se puede guiar a distancia, lo que en todo caso, son malas noticias.

¿Qué tal letal puede ser el arma del apocalipsis?

¿Qué tal letal puede ser el arma del apocalipsis?

Realmente es algo pavoroso, es una verdadera arma del apocalipsis, porque su carga nuclear se puede hacer estallar debajo del agua, lanzando al aire masas de agua sin precedentes y crear un tsunami que será capaz de producir daños adicionales en una costa, pudiendo arrasar litorales completos, creando al mismo tiempo una lluvia radioactiva que contaminará todo el mar, lo cual seguirá matando a corto plazo, tal como ocurrió en Chernóbil en el año 1986.

¿Te queda alguna duda de por qué la llaman el arma del apocalipsis? Su poder es tan letal que puede hacer que países enteros desaparezcan, comenzando por sus litorales, y terminando por su población, gracias a los efectos radioactivos que permanecerán en el agua y en el medio ambiente.