Quantcast

El modelo de estrenos de Netflix ya no funciona

Cuando Netflix irrumpió en el mundo de la televisión la opción de ver «lo que sea, cuando sea» era uno de los aspectos más atractivos y novedosos de la plataforma. Eso probablemente influyó la decisión de lanzar completas las temporadas de sus primeras series, ‘House of Cards’ y ‘Orange is the New Black’. 

Fue una estrategia que dio mucho de qué hablar. La posibilidad de ver las series completas en un día, como si fuesen largas películas de 8 o 10 horas, fue uno de los puntos de venta de la compañía, que contrastaba con los lanzamientos de los grandes éxitos del cable como ‘Juego de Tronos’ o ‘Breaking Bad’. Mientras los espectadores debían esperar una semana para saber el futuro de Walter White o Jhon Snow Netflix nos dejaba 10 horas de Francis Underwood al año, con la promesa de más contenido al terminar. 

Pero ahora está misma estrategia está generando un problema para la compañía. Mientras enfrentan un sangrado continuo de usuarios que parece no tener fin, el gigante del streaming puede ver como sus grandes estrenos del año salen de la conciencia del público la misma semana que estrenan. 

A VECES LOS MODELOS CLÁSICOS FUNCIONAN

Uno de los grandes problemas de los estrenos de Netflix es que una vez que aparecen en el servidor suelen tener un gran pico de atención, pero después desaparecen de las redes sociales por un año hasta que se estrena la siguiente temporada. Es un problema que hemos visto con ‘Cobra Kai’, ‘Sandman’ o ‘Stranger Things’ que después de una rápida explosión de interés parecen pasar de moda demasiado rápido.

No es un problema que no deben enfrentar los nuevos estrenos de HBO Max, Disney Plus o Amazon Prime. Los lanzamientos de nuevos episodios semanales permiten que las nuevas series de la competencia, como ‘La Casa del Dragón’, ‘El Señor de los Anillos: Los Anillos del Poder’ o ‘She-Hulk’ que pueden generar controversias, teorías o al menos memes una vez a la semana. Sus fanáticos pasan los días esperando el siguiente estreno y saben que hay una comunidad que estará en Twitter para comentar el más reciente episodio.

Esto además hace difícil medir el crecimiento boca a boca de un proyecto. Es el caso de ‘Sandman’ que aún no ha confirmado una segunda temporada a pesar de pasar varias semanas en el top10 global de series. Según el autor del cómic y co-productor del proyecto, Neil Gaiman, parte de lo complicado es que la plataforma premia de sobre manera los primeros días de lanzamiento, haciendo más difícil que el público descubra el proyecto.

Esto se suma a que un usuario que está interesado en una sola serie de la plataforma no necesita demasiado tiempo de suscripción para verla. Si el usuario sólo está interesado en ‘Stranger Things’ o ‘Elite’ con pagar un mes de suscripción, o incluso utilizar una prueba gratuita puede ser suficiente.

UN MILLÓN DE SUSCRIPTORES PERDIDOS ESTE AÑO

Está dificultad para mantener el interés de los usuarios se ha visto traducida en una caída de las suscripciones. Según sus propios datos la empresa ha perdido cerca de un millón de usuarios en lo que va del año, a pesar de los estrenos de nuevas temporadas de sus grandes series. 

Son números que han encendido las alarmas de la compañía que ha buscado formas de detener el sangrado económico. Ya han anunciado que proyectos costosos pensados para un nicho de espectadores como ‘El Irlandes’ de Martin Scorsese o la reciente ‘Blonde’ de Andrew Dominic serán menos comunes. Según parece son demasiado costosos para los retornos económicos que generan.

Pero es que además se han planteado hacer finalmente las paces con las salas de cine. La posibilidad de estrenar algunos de los lanzamientos clave del último tercio del año como ‘Glass Onion’, la secuela de ‘Puñales por la espalda’, o ‘Ruido Blanco’ de Noah Baumbach en salas. Es una posibilidad que les permitiría generar un ingreso directo de sus ventas, sin tener que depender de las suscripciones. 

Además la empresa se ha planteado subir los precios del servicio, ya lo han hecho en latinoamérica, limitar la cantidad de pantallas que pueden usar las cuentas estándar. No solo eso, sino que la empresa se ha planteado adoptar un modelo de lanzamiento parecido al de la competencia para futuros estrenos, ya experimentaron con eso separando en dos la más reciente temporada de ‘Stranger Things’.

EL MISTERIOSOS FUTURO DE NETFLIX

Es difícil pensar en un mundo donde Netflix se declare en quiebra, pero lo que sí parece evidente es que probablemente veamos cambios en su forma de operar. Según sus estimaciones la meta es recuperar medio millón de suscriptores antes del final del año, y los más de 250 millones de usuarios que se mantienen en la plataforma no son pocos. 

Lo cierto es que al tener competencia y cada vez más contenido que digerir los usuarios empiezan a apuntar a modelos que permitan más tiempo para ser consumidos. Toca esperar ver como Netflix se adapta a está nueva realidad, y si consigue mantenerse como el líder de la industria.