Quantcast

Locos que no le tienen miedo al sol

Al sol tendríamos que temerle todos y cada uno de nosotros. Más que nada porque puede dañar, y mucho, nuestra piel. Quizás no lo notemos a la primera, pero sí que a la larga nos puede acarrear más problemas añadidos de lo que pensamos. Claro que luego están estos locos que no le tienen miedo al sol.

Aunque ellos sí dan miedo. Tras muchas horas bajo la exposición solar, la piel se va resintiendo y lógicamente, se quema. Tanto es así que cada una de las imágenes nos lo indica. Pero no solo eso, sino que vienen con algunos añadidos a modo de detalles decorativos. ¡No te las pierdas!.

Locos que no le tienen miedo al sol

La gorra

Parece que este hombre ha intentado protegerse del sol, pero le ha salido un poco mal. Por su falta de cabello, una gorra siempre es la mejor opción para poder salvaguardarnos de los efectos solares. Claro está que si vamos a pasar bastante tiempo bajo los rayos, no siempre es una buena solución. Porque realmente el sol entrará por otros lugares.

Algo así es lo que le ha ocurrido a este buen hombre. Quiso proteger su cabeza pero a cambio, se le quemaron otras zonas visibles de la cara. En este caso, tanto la frente como parte de la nariz fueron la más problemáticas. De ahí que se deje ver la combinación del color más rojizo con el blanco. ¡Ahora, a esperar que todo vuelva a la normalidad!.