Quantcast

El truco para limpiar la cal y las manchas de tu ducha o bañera

Limpiar el baño a fondo puede ser una actividad fundamental para resguardar la salud de tu familia, sobre todo en la ducha o en la bañera, porque es común que sean los lugares en los que se acumula el sarro, haciendo que aparezcan una feas manchas, que se muestran como suciedad o como si no implementáramos las medidas higiénicas necesarias para que ese espacio se vea limpio y libre de gérmenes y bacterias.

Las horribles y antihigiénicas manchas de la ducha

Las horribles y antihigiénicas manchas de la ducha

No es necesario que tengas que emplear productos que puedan resultar ser tóxicos para ti, o que generen alergias, o que contaminan el ambiente, con el propósito de deshacerte de las manchas producidas por la acumulación de sarro y de cal o de minerales en la ducha o en la bañera, porque existen preparaciones que puedes realizar con productos naturales.

Resulta que la ducha o la bañera son los sitios de tu casa que suelen ensuciarse con mayor facilidad, simplemente porque es una habitación que no tiene el mismo tipo de ventilación que las demás que están en tu casa, ya que es un sitio que se encuentra constantemente expuesto a la humedad.

Otro aspecto que debemos considerar es la calidad del agua, pues si se trata de agua dura, que es aquella que contiene cierto minerales, lo normal es que queden rastros de sarro de color marrón o blanco, lo que hace que las superficies se vean no sólo antiestéticas sino sucias, así que vamos a explicarte algunas maneras sencillas para eliminarlo, y que no queden restos de agua o cal.

¿Cuáles son los trucos para eliminar las manchas y el sarro producto de la cal en las duchas y bañeras?

Existen muchos productos para cumplir la función de limpiar las bañeras o duchas, de modo que podamos evitar que se proliferen los virus, los gérmenes, los hongos y las bacterias, pero en muchos casos, tratar de quitar el sarro de cal duro va a requerir de otro tipo de esfuerzos, porque el producto no es suficiente para removerlo de las mamparas y los azulejos.

Es por ello que para estas situaciones resulta mejor utilizar productos de origen natural, que pueden tener un mejor efecto y sin correr riesgos innecesarios que produce un químico que sea agresivo. Ahora mismo te las vamos a comentar.

Bicarbonato de sodio y vinagre blanco

Una mezcla de bicarbonato y vinagre blanco es particularmente efectivo porque es capaz de remover el sarro de cal acumulado así como otros residuos. Representa una de las más efectivas medidas alternativas para quitar el sarro en las duchas o bañeras, además estos dos productos dejan rastros de calcio, lo que inhibe que proliferen las bacterias y el moho.

¿Cómo preparar la mezcla?

  • 1/2 taza de vinagre blanco (125 ml)
  • 1 taza de bicarbonato de sodio (200 g)

Procede a mezclar estos ingredientes en un bol profundo. Espera a que pase la fase de efervescencia y con la pasta resultante comienza a frotar los azulejos en la ducha o la superficie de a bañera usando una bayeta o una esponja y deja que actúe por treinta minutos, luego procede a frotar de nuevo con la bayeta o la esponja y aclara con agua. Es bueno repetir este procedimiento cada quince días.

Zumo de limón y Bicarbonato

En caso de que prefieras el zumo de limón al vinagre blanco, puede usar esta solución. Además, esta solución posee una ventaja adicional que es que logra abrillantar los grifos, dejándolos con una apariencia más limpia. El otro beneficio es que logra quitar las manchas de sarro y que va a actuar como un desinfectante.

¿Cómo se prepara la mezcla?

  • 1 taza de bicarbonato de sodio (200 g)
  • Zumo de 2 limones grandes

En un bol profundo coloca el bicarbonato y añade el zumo de limón hasta que se produzca una pasta, dejando que pase el proceso de efervescencia. Luego procede a frotar los azulejos de la ducha o la superficie de la bañera con la pasta usando una esponja suave o una bayeta, sin olvidarle de los grifos, y déjala actuar por unos treinta minutos y luego aclara con agua. Lo recomendable es repetir este proceso cada quince días, para mantener las instalaciones sanitarias libres de sarro.

Limón y vinagre de manzana

Limón y vinagre de manzana

Otra combinación ideal para combatir el sarro de cal en las duchas y bañeras, porque los dos son ácidos, de modo que eliminan no solo el sarro sino los microorganismos de manera sencilla,

¿Cómo se prepara la mezcla?

  • 1 taza de vinagre de manzana (250 ml)
  • Zumo de un limón
  • 2 cucharadas de bicarbonato de sodio (40 g)
  • 2 tazas de agua caliente (500 ml)

Colocar el vinagre de manzana en un bol profundo o en un balde, agrega después las tazas de agua caliente, el bicarbonato y el zumo del limón. Pero agrega el bicarbonato al final para que la reacción efervescente pase pronto. Esta mezcla es más acuosa así que puedes usar un aspersor para esparcirla por todas las superficies que quieres limpiar, incluidos los grifos y luego frota la mezcla con una esponja o un cepillo fuerte, dejándola actuar por veinte minutos, finalizando con un aclarado de agua templada.

Unas últimas recomendaciones

Siempre asegúrate de tener a la mano todos los instrumentos que vas a necesitar, como cepillos, esponjas, bayetas, recipientes especiales para preparar las mezclas, y revisa tus alacenas para ver si cuentas con las cantidades de los productos que necesitas, aunque en todas las cocinas siempre vamos a encontrar vinagre blanco, limones o bicarbonato.

Es importante mantener siempre limpias las duchas o bañeras, porque al ser sitios en los que normalmente se alojará la humedad, por lo que es el ambiente más propicio para que proliferen bacterias, virus y la acumulación de sarro, por lo que debes realizar limpiezas a profundidad cada quince días, para mantener a raya a las enfermedades y a los hongos.

Estos son trucos son bastante sencillos de implementar en tu hogar y bastante efectivos, logrando no sólo mantener la buena salud de tu familia, sino que la ducha o la bañera siempre estarán relucientes.