Quantcast

Aumento de pecho: la cirugía estética más demandada en España

Al margen de las intervenciones quirúrgicas que se llevan a cabo por asuntos médicos y de salud, las cirugías estéticas tienen una gran cabida en España. Según los datos de la Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética (SECPRE), en España se practican casi 400.000 intervenciones de cirugía estética al año. Entre las más comunes se encuentran las operaciones de aumento de pecho, cuya edad de los pacientes oscila entre los 30 y 44 años, tanto hombres como mujeres.

Los motivos por los que se realizan estas intervenciones son muy variados: desde mujeres que se sienten acomplejadas por tener un tamaño de pecho muy pequeño, a mujeres que optan por esta cirugía para darle una forma más atractiva, debido a malformaciones provocadas por las mamas tuberosas o alargadas. Dentro de estas posibilidades se encuentran otras más específicas, como el aumento del tamaño del pecho debido a un tamaño reducido por falta de desarrollo en la pubertad; o hipoplasia de mama, para crear simetrías entre senos de distintos tamaños; alzar y/o aumentar el tamaño de los pechos, debido a la caída provocada por el embarazo, la lactancia o el envejecimiento; o para recuperar un pecho o su forma, tras haber sido extirpado a consecuencia de un cáncer de mama.

Pero, ¿en qué consiste la cirugía de aumento de pecho? Veámoslo a continuación.

Qué es la cirugía de aumento de pecho

Mediante un estudio previo y personalizado de la paciente, el cirujano plástico determinará cuál es la mejor decisión, en cuanto a tamaño y forma, para llevar a cabo la cirugía. En primer lugar, se evaluará el tamaño de los senos, la elasticidad y la piel, y el estado de salud de la persona que se va a someter a la intervención, para ofrecer un planteamiento personalizado que se ajuste a sus deseos y necesidades, y así obtener los mejores resultados. Al tratarse de una intervención en que la paciente se va a someter a anestesia general, se le hará un estudio preoperatorio.

La intervención se realiza mediante una pequeña incisión, que puede realizarse a partir de la parte inferior de la aureola de la mama, bajo el pecho o en la zona transaxilar. Mediante dicha incisión, se coloca el implante, o bien la propia grasa de la paciente.

En cuanto a los implantes, existen dos tipos: los implantes salinos, compuestos de una solución salina, que en caso de rotura es absorbido por el organismo sin repercusiones negativas; y los implantes de gel de silicona, cuya rotura precisa de retirada mediante un procedimiento quirúrgico.

Los tiempos de la intervención son breves, oscilan entre 1 hora y 2 horas. Posteriormente, se vendará la zona intervenida y se retirará el vendaje pasados varios días. Es recomendable, que después de la retirada del vendaje se utilice un sujetador deportivo. Además, hasta pasadas 48 horas de la cirugía, es recomendable que la paciente se encuentre acompañada, pues es normal que sienta dolor, ardor y una gran sensibilidad en la zona intervenida, y necesite ayuda para desempeñar tareas cotidianas. Durante el primer mes debe evitarse hacer grandes esfuerzos y se recomienda caminar para favorecer la circulación.

Beneficios de la intervención

Someterse a una intervención de aumento de pecho en Clínica Londres asegura unos resultados excelentes. En primer lugar, la forma del pecho tendrá un aspecto natural, guardando la proporción entre pecho y cadera. En segundo lugar, la paciente verá mejorada su autoestima, debido a que habrá cambiado ese aspecto de su físico que le incomodaba. En tercer lugar, la operación no tiene efectos secundarios, salvo que por una mala práctica de la paciente se pueda producir la rotura del implante y deba someterse a otra intervención. Y, por último, se emplean prótesis de alta calidad, para evitar problemas de rechazo o de forma no deseada.

Si tienes alguno de los problemas de salud mencionados o simplemente un problema estético en tus pechos, no dudes en someterte a esta cirugía, que hará que tu vida mejore desde el primer momento.