Quantcast

La bechamel con sabor a mar que le da un plus de sabor a tus croquetas

Si hablamos de platos tradicionales que le gustan a todos, las croquetas encabezan la lista como las favoritas. Este plato típico de aprovechamiento, es también una verdadera delicia cuando se prepara desde cero con ingredientes exclusivamente seleccionados para prepararlo.

Ya te hemos contado cómo hacer unas croquetas de jamón de sabor inolvidable; y es por eso que hoy te contaré la manera de preparar unas con sabor a mar que te harán soñar con el día en que las puedas preparar. Un plato exquisito que enamora a la primera mordida y que tienes que aprender a hacer siguiendo estos sencillos pasos.

 

Comienza preparando los langostinos

El relleno de las croquetas que te sabrá a mar

Lo primero que debes hacer es tener 300 gramos de langostinos frescos y perfectos, los cuales serán los que darán un resultado perfecto y delicioso. Lávalos con agua fría y retira las cáscaras y cabezas, pero no las deseches, pues formarán parte de la receta.

Una vez limpios y sin cáscara ni cabeza, procede a retirar la delgada tripa. Cuando le hayas retirado la tripa a todos, córtalos con una tijera de cocina en pequeños trozos y reserva.