Quantcast

La sopa de ajo más sencilla la hace Arguiñano y aquí te la enseñamos

La sopa de ajo que prepara Arguiñano, es una de las recetas más tradicionales y sencillas para disfrutarse durante los días fríos y si bien, en invierno es fijo disfrutarla en el hogar, no hay momento del año en el que no puedas aprovechar al máximo todas sus bondades. 

Con unos pocos ingredientes y un método sencillo de cocción, es posible la creación de un plato lleno de sabor que te dé un subidón de ánimo cuando más lo necesites. Si quieres hacerla sin tanta complicación, no te pierdas esta fácil receta del chef vasco, que está para chuparte los dedos.

Cocina los dientes de ajo

ajo picado

Para la preparación de la sopa de ajo, los dientes de ajo deben estar sin piel y también pelados. Por lo tanto, con la ayuda de un cuchillo, retírales la piel y procede a cortarlos en láminas bien delgadas. 

Una vez que tengas los dientes de ajo pelados y fileteados, añádelos a la cazuela y rehógalos un poco para que vayan liberando todo su aroma y sabor. Evita que se quemen, ya que de pasar, arruinaría el sabor de la sopa.