Quantcast

El riesgo del Ramadán en carretera del que la DGT no habla

El Ramadán es uno de los pilares básicos de la religión islámica que, fielmente, cumplen los musulmanes de todo el mundo. Este 2022, se inicia el sábado 2 de abril, aunque su fecha cambia cada año ya que depende, en gran medida, del ciclo lunar.

De todos modos, hacer el Ramadán tiene sus consecuencias, más si a los fieles que siguen la tradición se ponen las manos al volante. En esas, y según datos de 2020, la causa más común de accidentes de Tráfico en países como Egipto o Dubai, entre otros, es el mismo Ramadán. Pero, ¿a qué se exponen los creyentes al conducir? Lo repasamos.

El Ramadán, un peligro al conducir

Ramadán peligro conducir

Todos los años, los musulmanes de todo el mundo se anticipan al avistamiento de la luna creciente, la señal que indica el comienzo del primer día oficial del Ramadán, el noveno mes del calendario islámico y el más sagrado de la cultura islámica.

El comienzo del Ramadán fluctúa cada año porque el calendario islámico lunar sigue las fases de la luna. El comienzo y el final del Ramadán los determina un comité de avistamiento de la luna en Arabia Saudí. Así, comienza el día después de que el comité divise la luna creciente, lo que puede ser complicado ya que es bastante tenue y sólo puede verse durante unos 20 minutos.

Si la luna no es visible a simple vista debido a la bruma o las nubes, se utilizan cálculos lunares para predecir si está en el cielo. De todos modos, el propio Ramadán tiene una serie de básicos a los que los musulmanes deben seguir… incluso a la hora de conducir, pero, obviamente, esto conlleva importante riesgos. Sigue leyendo, lo conocemos.