Quantcast

Mazón critica que la Generalitat «no está haciendo nada» y pide un protocolo para la llegada de refugiados

El presidente del PP de la Comunitat Valenciana (PPCV), Carlos Mazón, ha criticado este domingo que la Generalitat «no está haciendo nada» respecto a la llegada de refugiados ucranianos a la Comunitat Valenciana por el conflicto bélico que se vive en su país tras el ataque de Rusia, y ha pedido un protocolo para esa acogida.

«No es que la Generalitat lo esté haciendo bien o mal, es que no está haciendo nada», ha expuesto Mazón. «Imploro a la Generalitat que reaccione de manera urgente», ha subrayado el responsable ‘popular’, que ha insistido en la necesidad de contar con ese protocolo de actuación.

Carlos Mazón, que se ha pronunciado de este modo durante la presentación en València del lema y el logo del XX Congreso Nacional del PP, ha censurado que «no está existiendo ninguna gestión por parte de la Generalitat en estos momentos».

«No sabemos qué va a hacer la Generalitat y no tenemos instrucciones», ha manifestado, a la vez que ha solicitado unas «hojas de ruta para todas las diputaciones y ayuntamientos» que van a recibir refugiados de Ucrania.

«Primero, el Gobierno y la Generalitat valenciana anunciaron a bombo y platillo que la Ciudad de la Luz de Alicante sería un punto de acogimiento de refugiados y unos días después o, incluso horas, nos hemos enterado de que no va a ser el lugar habilitado», ha apuntado.

Asimismo, ha querido «romper una lanza a favor de los cientos de alcaldes que están desbordados porque no tienen un protocolo que seguir, no tienen lugares habilitados y no saben cómo atender cosas tan sencillas como una escolarización o los permisos sanitarios». «Esta situación no va a ser para un día, desgraciadamente para todos esto va a ser para mucho tiempo», ha remarcado.

«Lamentablemente ya estamos acostumbrados porque ocurrió también con la falta de información sobre los hospitales de campaña: se nos dijo que iban a estar inmediatamente y tardaron cuatro, cinco o hasta seis meses. Luego nos dimos cuenta de que no tenían ni licencia», ha declarado Mazón.