Quantcast

Toledo: 10 pueblos bonitos para una escapada de fin de semana

Todos sabemos que Toledo es una ciudad impresionante, una ciudad monumental que hay que visitar obligadamente. Pero, ¿qué hay de su provincia? ¿Cómo son sus pueblos? Para muchos es una gran desconocida, aunque eso tiene fácil solución. Y es que, gracias a su proximidad con Madrid, Toledo y sus pueblos ofrecen la mejor prueba de que salir un fin de semana (y disfrutar de ello) es posible.

Sobre todo, en los que decidamos que será un buen momento para hacernos una escapada. Así, todos los territorios que forman nuestro país tienen una gran seducción y gusto. Por su parte, en Toledo contamos con algunos pueblos llenos de encanto que puedes visitar para que salgas a hacer turismo en cualquier fin de semana. Sin duda, te quedarás prendados de todos. Los repasamos.

Consuegra, a 60 km de Toledo: el primero de los pueblos para disfrutar de la Ruta de Don Quijote

Consuegra pueblos Toledo

Actualmente tenemos la oportunidad de que viajar sea a partir de una opción totalmente aconsejable para hacerlo por España. Esto es, también, porque tampoco hace falta realizar salidas al extranjero para disfrutar de unos días en familia, con amigos o solos, por qué no. No obstante, esta vez lo podemos recurrir a distintos lugares que tengan gran seducción, como estos.

Por ejemplo, y metiéndonos en materia de lo que conocerás a continuación, podemos acudir a varios de los pueblos de Toledo que pueden tener más encanto, algunos incluso bien reconocidos por ello.

El primero de ellos, y probablemente como uno de los mejores ejemplos para salir unos días de descanso, es el de Consuegra. A poco más de 60 km de Toledo, forma parte de la Ruta de Don Quijote, igual que El Toboso y Campo de Criptana, y es una escapada perfecta por Castilla-La Mancha, junto con Almagro y las lagunas de Ruidera.

Prepárate para asombrarte con la maquinaria antigua de estas obras de ingeniería para moler el trigo. Para ser testigo del lugar donde murió Diego Rodríguez, hijo del Cid Campeador. Para probar esas migas que son pura explosión gastronómica en tu paladar. Y para confirmar con tus propios ojos el dicho consaburense: «Tres cosas tiene Consuegra que no tiene Madrid: el castillo, los molinos y el nuevo carreteril».