Quantcast

La iniciativa Kit Digital promueve el proceso de digitalización de las empresas

La digitalización empresarial ha pasado de ser una posibilidad a ser prácticamente una obligación. Con el avance de las tecnologías y la aún presente pandemia de Covid-19, digitalizar una compañía se ha convertido en la necesidad de muchos negocios que no quieren quedarse atrás en esta nueva era, en la que el futuro es claramente la digitalización.

Para bien o para mal, todo el mundo ha llegado a la conclusión de que si quiere triunfar con su negocio, la única solución es adaptarse a las nuevas tecnologías y orientarse a la nueva cultura digital.

¿A qué hace referencia el término ‘digitalización de empresas’?

El proceso de digitalización empresarial es a veces confundido con el uso de software o simplemente moverse por las redes sociales, pero en realidad es algo más complejo. Digitalizar una empresa es un proceso por el cual la estructura externa e interna de esta se ve transformada, tomando como base las nuevas tecnologías y orientando el negocio hacia el entorno digital.

Esta transformación tiene como pilar fundamental las nuevas tecnologías, pero también es muy importante destacar la función de los trabajadores dentro de este cambio. Este proceso tendrá las siguientes características:

Cultura digital

Puede parecer algo ridículo, pero es importante que dentro de la propia empresa los trabajadores tengan comodidad a la hora de trabajar con la tecnología. Intentar digitalizar una empresa sin tener una mentalidad orientada a la tecnología es un error y puede ser muy perjudicial.

Mejora de procesos

Utilizar métodos tecnológicos ha hecho que los procesos aumenten su eficiencia y se eviten otro tipo de herramientas más antiguas, que solo ralentizaban la producción.

El poder de los datos

Actualmente, el poder del Big Data es una herramienta que proporciona un mundo entero de nuevas posibilidades que mejorarán la empresa en el ámbito digital de una manera inimaginable.

Orientación de los clientes

Los clientes han cambiado su modo de relacionarse y se mueven de forma más cómoda por el mundo digital. Saber establecer una presencia en dicho entorno es muy importante para no perder clientes y mantener el contacto con ellos.

Kit Digital

Digitalizar una empresa se ha convertido en algo bastante solicitado, pero no todas las empresas pueden permitirse el lujo de realizar este proceso. Es cierto que es un proceso apto para cualquier empresa, independientemente de su tamaño, pero sigue siendo un reto para las microempresas o autónomos que decidan optar por este camino. Por ello, el Gobierno de España ha realizado una iniciativa para subvencionar este proceso de digitalización a empresas más pequeñas y a autónomos, para conseguir un avance en el nivel de capacitación digital.

Esta iniciativa, llamada Kit Digital, tiene como principal objetivo facilitar el proceso de digitalización a empresas y autónomos ofreciéndoles un bono para financiar gran parte de sus inversiones en el mundo digital.

Cabe destacar que cada empresa podrá solicitar su bono si cumple una serie de requisitos y la cantidad bonificada será en función del nivel de la empresa. Por otro lado, se define la figura del agente digitalizador, que como se puede deducir por su nombre, será el encargado de ofrecer las soluciones digitales más adecuadas para esas pequeñas empresas. Para saber más información sobre el Kit Digital, se pueden consultar los requisitos y servicios ofrecidos en PowerGest.

Beneficios de digitalizar empresas

Existen diversos beneficios que se obtienen al digitalizar una empresa, entre los que se puede destacar:

Mejor relación con el cliente

La digitalización de una empresa consigue que se establezca una relación más directa con los clientes. La mejora de los servicios, ofreciendo procesos más rápidos, hace que los clientes se sientan más satisfechos y se sientan a gusto con la empresa.

Globalización

Las tecnologías abren muchas puertas y una de ellas es el paso de la globalización. Gracias a la digitalización, las empresas podrán mejorar su presencia en el mercado haciéndose más visibles y llegando a muchos más clientes.

Ahorro de costes

Al principio del proceso se debe realizar una serie de inversiones importantes, pero a largo plazo todas esas inversiones son recuperadas y se consiguen grandes beneficios.

Acercamiento con clientes

Los clientes fueron los primeros en establecerse en este mundo digital. Son las empresas las que deben cambiar su mentalidad y adentrarse en la digitalización para poder comprender las necesidades de los clientes y poder satisfacerlas de la mejor manera posible.

La importancia de adaptarse a los cambios

La tecnología avanza a pasos descomunales y nadie puede deducir cómo será dentro de unos años. Lo único seguro es que el mundo se encuentra en un proceso de expansión tecnológica imparable y está comprobado que para sobrevivir uno debe adaptarse al cambio. La excusa de anclarse en el pasado ya no es una opción para las empresas que quieren tener éxito. Para poder triunfar en este mundo tecnológico no es suficiente crear una tienda online o una página web, si se quieren obtener resultados, uno debe cambiar su mentalidad y adaptarse al mundo tecnológico.