Quantcast

El pueblo abandonado más bonito de España que alaban en todo el mundo

Los pueblos abandonados ya constituyen un paisaje más de España. Es triste reconocerlo, pero es así. La gran concentración de las poblaciones en grandes ciudades ha vaciado literalmente al resto de localidades. Unos pueblos que hablan por sus silenciosas calles donde podremos viajar al pasado para saber cómo fue la vida de sus habitantes antaño.

Y es que la tendencia que marcó la segunda mitad del siglo pasado sobre la emigración masiva a las ciudades ha dejado en el interior peninsular un enorme vacío que ahora llama la atención de muchos amantes de lo rural. Lo hacemos paseando por varios puntos de la geografía española, y algunos con ubicaciones realmente sorprendentes. Es más; entre ellos hay uno que está considerado como parte de los más fascinantes del mundo. Conocemos estos pueblos abandonados, pero también bonitos.

Corbera d’Ebre: arrasado por la Guerra Civil, hoy un monumento a la paz

Corbera d'Ebre

Corbera es otro pueblo muy parecido a Belchite, pues también fue arrasado por la Guerra Civil en la batalla denominada ‘La Batalla del Ebro’. Allí, la de Corbera d’Ebre quedó totalmente en ruinas, por lo que más adelante sus habitantes decidieron construirlo de nuevo pero dejando estas ruinas como recordatorio de lo sucedido.

Estas ruinas pueden ser visitadas los fines de semana y festivos, sobre todo su Iglesia de San Pedro, que fue rehabilitada y desde donde existen una vistas increíbles. Además, fueron declaradas Bien de Interés Cultural como Lugar Histórico en el año 1992.

En la Guerra Civil española, la Batalla del Ebro fue uno de los episodios más importantes, tanto por la violencia y la duración de los combates (115 días) como por las consecuencias que se derivaron. La batalla, empezó el julio de 1938 y acabó a mediados de noviembre del mismo año. Murieron miles de combatientes de los dos bandos y determinó la caída de Cataluña y, posteriormente, el hundimiento del resto del frente republicano. Actualmente se conoce este lugar como Poble Vell (pueblo viejo) y ha pasado a ser un gran monumento a la paz.