Quantcast

La Bolsa de Moscú permanece cerrada por quinta sesión consecutiva

La Bolsa de Moscú (MOEX) permanecerá cerrada este viernes por quinta sesión consecutiva, en lo que supone el periodo de clausura más largo del parqué moscovita, superando incluso el registrado durante la crisis económicas de 1998.

«El Banco de Rusia ha decidido no reanudar las sesiones de negociación el 4 de marzo de 2022 en la Bolsa de Moscú«, ha anunciado la institución, que fijará mañana, antes de las 9.00 horas de Moscú (7.00 horas en Madrid), el calendario de negociación del sábado si lo hubiera.

No obstante, si finalmente el MOEX no abriera sus puertas este sábado, el cierre del mercado no se levantaría como mínimo hasta el próximo miércoles, 9 de marzo, ya que el lunes y martes de la semana que viene son festivos en el país.

Con el parqué moscovita cerrado desde la semana pasada, el impacto de las sanciones en la cotización de las compañías rusas ha sido apreciable a través del desplome registrado en el valor de los títulos de depósito de las empresas rusas negociados en bolsas europeas.

En este sentido, London Stock Exchange Group (LSEG), el operador de la Bolsa de Londres, suspendió este jueves la negociación de los títulos depositarios representativos de acciones extranjeras (GDR) de 27 compañías rusas o fuertemente vinculadas a este país, incluyendo los certificados de compañías como Gazprom, Sberbank, Lukoil o Rosneft.

La decisión del mercado londinense secundaba la adoptada a principios de esta semana por la Bolsa de Fráncfort, donde Deutsche Borse suspendió la negociación de títulos representativos de acciones de 16 empresas vinculadas a Rusia.

Asimismo, el gestor de índices MSCI decidió reclasificar los índices rusos dentro de la categoría de mercado aislado en vez de la de mercados emergentes como hasta ahora, después de que inversores institucionales internacionales hayan indicado que «no se puede invertir» en Rusia.

El cambio, que será efectivo el próximo 9 de marzo, ha tomado en consideración los resultados de la consulta lanzada por MSCI el pasado 28 de febrero con inversores institucionales internacionales sobre la accesibilidad y la capacidad de inversión del mercado de valores ruso.

«Una abrumadora mayoría confirmó que el mercado de valores ruso actualmente no es invertible y que los valores rusos deberían eliminarse del índice MSCI de Mercados Emergentes«, señaló la firma.