Quantcast

La cascada laminar acrílica se sitúa entre los complementos decorativos ideales de Warmpool para centros tipo spa y piscinas

Las cascadas para piscinas se han convertido en la actualidad en uno de los accesorios decorativos más llamativos para los espacios al aire libre de una casa o spa.

En el caso de la cascada laminar acrílica, además de las cualidades que ofrece de bienestar, modernidad y relax, es una opción económica que puede ser utilizada en diferentes construcciones, desde las más rústicas hasta las más modernas, y que adicionalmente, cumple la función de proporcionar iluminación en los lugares donde es instalada.

Encontrar la cascada laminar acrílica perfecta para todo tipo de infraestructura es una tarea sencilla en Warmpool, fabricantes españoles de iluminación y accesorios para piscina, con diferentes modelos y tamaños que se adaptan a los espacios y exigencias del comprador.

¿Dónde se puede instalar una cascada laminar acrílica?

Debido a su versatilidad, la cascada laminar acrílica puede ser utilizada en piscinas, spas, jardines, fuentes de parques, centros comerciales, estanques de peces, acuarios de mar, parques de atracciones, espectáculos acuáticos o centros de balneoterapia e hidromasajes, entre muchos otros espacios.

En cada uno de los entornos donde es utilizada, su elegancia, sutileza y modernidad se mantienen como algunas de sus principales características y cuando esta se encuentra en un centro de masajes, es capaz de crear un ambiente propicio para las terapias en beneficio de la salud.

Múltiples opciones de cascadas acrílicas adaptadas a todas las preferencias

Las cascadas de Warmpool son de ABS, un material de plástico resistente. Para su correcto empotraje, se deberá colocar un cargadero o dintel que permita soportar el peso del muro o roce de los ladrillos, ya que el material con el que está fabricado este elemento decorativo no tiene la capacidad suficiente para soportar el peso de un muro de hormigón o ladrillo de forma directa.

En Warmpool, es posible encontrar diversos tamaños, por un lado, dos tipos de ancho, de 25 mm y 120 mm, adaptables a distintas dimensiones de paredes. Por otro lado, existen cinco tipos de largo: 30 cm, 60 cm, 90 cm, 120 cm y 150 cm, ideales para recrear diferentes combinaciones decorativas.

Para mayor creatividad en el diseño, hay modelos LED disponibles, que incluyen tira LED intercambiable, fuente de alimentación y control remoto. Asimismo, se pueden instalar varias cascadas a un mismo controlador y transformador, para que actúen en perfecta sincronización.

Instalar una cascada de agua en un inmueble familiar o cualquier otro tipo de entorno es una garantía de que será el accesorio decorativo más llamativo del lugar, gracias al constante movimiento del agua, que es imposible que pase desapercibido y que crea los más agradables efectos visuales.