Quantcast

Sánchez defiende la reforma laboral ante ERC y le acusa de insultar a los sindicatos

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha defendido este miércoles, ante el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, la reforma laboral aprobada por el Ejecutivo que los republicanos rechazaron, le ha acusado de «insultar» a los sindicatos que firmaron ese pacto con la patronal y le ha dejado claro que a él «nadie» le da «carnés de izquierda». «Y menos su señoría», ha agregado.

Ha sido en la primera sesión de control al Gobierno tras la votación del decreto de la reforma laboral que rompió el bloque de investidura. Rufián ha exigido a Sánchez políticas de izquierda y ha vuelto a criticar esa reforma resaltando que cuenta con el apoyo de la presidenta del Banco de Santander, Ana Patricia Botín.

El jefe del Ejecutivo le ha afeado otras declaraciones suyas: «Decir que es la reforma laboral que hubiera pactado Albert Rivera como vicepresidente no es un insulto al Gobierno, es un insulto a los sindicatos, a CCOO y UGT, que fueron los que firmaron ese acuerdo«.

«A lo mejor considera usted que está más a la izquierda que ellos, no es mi caso. Hicieron un ejemplo de patriotismo y nosotros se lo agradecemos«, ha abundado, después de censurar que la «izquierda soberanista» trate de «dar lecciones a la izquierda española«.

«Voy a cumplir 50 años dentro de muy poco, a mí no me da nadie carnés de izquierda y menos usted, señoría», ha remachado el presidente del Gobierno.