Quantcast

Inés Martín Rodrigo, Premio Nadal: «Dejémonos de eufemismos con la aneroxia y pongámosle rostro»

La escritora Inés Martín Rodrigo, Premio Nadal con ‘Las formas del querer’ (Destino), ha pedido acabar con el «estigma y el tabú» en torno a la anorexia, afirmando que «ya es hora de dejar de lado los eufemismos y ponerle rostro».

Pese a que la autora ha reiterado que hay una «distancia» entre ella y la protagonista de su libro, sí hay un punto en el que ambas coinciden: Martín Rodrigo pasó por la anorexia a los 14 años y esa terrible experiencia queda recogida en la novela. «Hay ciertas partes de mi pasado, pero no nos parecemos en nada», ha explicado en una entrevista la también periodista.

Martín Rodrigo ha explicado cómo hace 25 años pasó por la anorexia, un trastorno surgido a raíz de la muerte de su madre «tras un padecimiento terrible» por cáncer. Ella, que vivió de cerca todo ese proceso, terminó primero con una depresión severa y luego con el «estigma» de la anorexia.

«La sociedad no estaba preparada por aquel entonces (finales de los años 90), el primer caso de alguien famoso que se dio a conocer fue el de la princesa Victoria y en los medios no se hablaba de ello. Entonces podía entender que se viviera como un tabú: ahora, 25 años después, no lo entiendo», ha lamentado.

«Tenemos que abordar estos temas y, si esta novela sirve para que la anorexia tengo rostro, habrá merecido la pena. Dejémonos de eufemismos, con todas las enfermedades también, porque la salud mental es prioritaria. Al igual que tenemos una cita con el dentista o el dermatólogo, tengamos otra con el psicólogo», ha resaltado.

Uno de los temas que se mencionó tras el fallo del premio fue el poder ‘terapéutico’ de la literatura, algo en lo que la autora está de acuerdo, con matices. «Escribir este libro sí ha sido terapéutico, pero la terapia no siempre es bonita: muchas veces está asociada al dolor», ha alertado.

En cualquier caso, ‘Las formas del querer’ es mucho más que esta confesión, puesto que también es un viaje a un pasado familiar a raíz de la muerte de los abuelos de la protagonista. «No hay nada más universal que una familia española y, aquí, hablo también de personas que estuvieron relegadas y que se han visto obligadas a vivir en los márgenes», ha indicado.

La Guerra Civil supuso el quiebro de muchas vidas de españoles y así lo refleja esta novela. «Muchas personas sobrevivieron a una época que se lo puso muy difícil», ha señalado la escritora, quien también habla en la obra de «esas formas prohibidas de amar que existieron pese a todo».

Preguntada al respecto de la polaridad actual y de si ve algunos rasgos reconocibles de esa época, Martín Rodrigo sí que apunta a que «parece que se esté condenado a no entenderse» en España. «Confío en que no seamos tan botarates como para volver a los mismos errores de una guerra que fue anteayer, como quien dice. Pero el debate público está elevadísimo», ha indicado.

UNA NOVELA ‘PANDÉMICA’

‘Las formas del querer’ es una novela con origen pandémico —«empecé en marzo de 2019, pero solo a raíz de la pandemia se me reveló que debía escribir en primera persona»–. Periodista del diario ‘ABC’, ha reconocido que ver su novela premiada por el Nadal ha sido «el regalo más maravilloso».

«De momento no he tenido vértigo, porque esto está siendo precioso y no hay nada mejor que una alegría compartida. Vamos a disfrutarlo y valor mucho lo que ha pasado, porque después de estos años, nos merecemos un ratito de disfrute», ha concluido la escritora, autora de otros dos libros, ‘Azules son las horas’ y ‘Una habitación compartida’.