Quantcast

La Mamona Castellana, el spot definitivo para el afterwork

  • La Mamona Castellana inaugura un nuevo camino por el cual ofrece una cocina honesta, sin adornos ni artificios, donde el respeto por el producto queda latente en cada plato.
  • El local cuenta con una espectacular terraza en pleno Paseo de la Castellana 62 que, gracias a su diseño, permite disfrutar de su propuesta en cualquier época del año.

La Mamona Castellana es la nueva apertura del Grupo LALALA en el centro financiero de Madrid que se suma a los restaurantes situados en Aravaca y Chamberí. Uno de los espacios más llamativos y versátiles de la capital que no dejará indiferente gracias a su propuesta gastronómica, a sus diferentes espacios y a su salvaje interiorismo, y, por supuesto, a su ubicación privilegiada, en pleno Paseo de la Castellana 62.

Madrid
La Mamona Castellana

Este exclusivo local de 235m2, situado en una de las localizaciones más prestigiosas de la capital, es todo un reclamo en la zona al contar con un jardín con barra exterior, disponible todo el año gracias a su diseño. Un lugar perfecto donde disfrutar de una carta enfocada en el producto de calidad, de una bodega con más de 50 referencias, de una suculenta propuesta de coctelería, y de un ambiente que incita al afterwork y a alargar las sobremesas gracias a la figura del Dj.

Una propuesta gastronómica centrada en el producto

La propuesta gastronómica de La Mamona Castellana mantiene la esencia mediterránea, y ofrece una cocina honesta, sin adornos ni artificios, donde el respeto por el producto queda latente en cada plato. Esta propuesta, disponible desde el desayuno hasta la cena en horario ininterrumpido, cuenta con elaboraciones pensadas para el disfrute, y con platos que son perfectos para compartir. Así, entre sus entrantes, encontramos la tortilla vaga de foie y queso San Simón, los huevos rellenos de ahumados pisto, camarones fritos y mayonesa de cebolla dulce; o el seductor atún rojo de Balfegó macerado con huevos fritos camperos con su puntillita y patatas.

La Mamona Castellana
Bacalao confitado a baja temperatura y fritada de verduras

El horno Josper juega un papel muy importante en La Mamona y en él se elaboran platos como los puerros a la leña con salsa de setas y hongos con emulsión de ajo negro, el pulpo a las ascuas acompañado de espuma de patata ahumada y caldo de cebolla roja tostada, la lubina semisalvaje del Atlántico Aquanaria a la brasa con salsa de cava, o el lomo de vaca vieja Dry Aged a la brasa del Josper, un clásico que no falla. En la sección dedicada a los pescados, La Mamona ofrece fantásticas elaboraciones para los amantes del producto del mar como el arroz meloso con pulpitos y cigalitas, el bacalao confitado y fritada de verduras y nieve de romero o el crujiente de pixín con salsa vizcaína.

Postres caseros

Como colofón, el restaurante ofrece postres caseros como la tarta de queso caramelizada, una espectacular tarta fina de manzana con hojaldre de Tudanca, tarta fundente de chocolate acompañada de helado de chocolate blanco, la versión de La Mamona del soufflé Alaska y una selección de helados artesanos sicilianos elaborados en la gelatería Bar Dante en Pizzo (Sicilia) con sabores como pistacho con almendra, fresas de temporada, chocolate y avellana.  

La Mamona.
Tarta fundente de chocolate negro

La Mamona Castellana, situado a los pies del Hyatt Regency Residences Madrid, ofrecerá también desayunos tanto en el restaurante como a este complejo de apartamentos premium. Así, tanto el público como los residentes que se alojen en el Hyatt, podrán saborear a primera hora de la mañana un buen café acompañado de un bowl de yogur de pasto con frutos rojos y granola casera, tostadas en pan rústico de focaccia con jamón ibérico de bellota 100%, o mantequilla y mermelada, croissants rellenos como el de pastrami ahumado y queso havarti, o desayunos más contundentes como su tostada de pan brioche mojada en leche de caserío con su receta secreta de especias acompañado de bacon crujiente y miel de caña, o su plato con huevos acompañados de salmón marinado, crema de queso a las finas hierbas y aguacate, o con bacon crujiente, queso havarti y pan rústico o multicereal.

El spot definitivo para el afterwork

Además, La Mamona Castellana también pondrá a disposición de los apartamentos del Hyatt Regency Residences Madrid una carta ininterrumpida donde se podrán pedir diferentes entrantes como su emblemática ensaladilla rusa, su gazpacho de sandía, sus croquetas caseras de jamón o la ensalada de tomate de Babastro con su ventresca de bonito hecha en casa; platos principales como las carrilleras ibéricas al vino tinto, el steak tartar de picaña premium madurada o el bacalao confitado a baja temperatura; y sus sugerentes postres.

Madrid
La Mamona Castellana

Con una decoración llamativa y rompedora donde no falta la vegetación, y unas distribuciones pensadas para habilitar diferentes tipos de interacciones, la Mamona Castellana promete marcar un antes y un después en la vida de las personas que trabajan en las oficinas colindantes, y de cualquier madrileño que busque un lugar donde la diversión tras la comida o la cena esté siempre asegurada.

Madrid
La Mamona Castellana

La Mamona de Castellana se diferencia del resto de oferta de la zona, entre otras cosas, por contar con uno de los pocos jardines con mesas en terraza y, además barra cubierta en el exterior, así como ambientes que incitan a la diversión tanto en el interior como en el exterior. Además de esto, su interiorismo moderno, salvaje, cargado de vegetación y al mismo tiempo elegante gracias al terciopelo y al juego de mesas en distintos colores de mármol y dorado, convierte a La Mamona Castellana en un spot idóneo para el afterwork.