Quantcast

Así debes hacer las alitas de pollo al horno para que estén jugosas

Las alitas suelen ser la parte más jugosa y tierna del pollo, y prepararlas de la forma correcta, las deja sabrosas manteniendo su jugosidad intacta. Muchas veces, nos enfocamos tanto en querer unas alitas doradas, que olvidamos la importancia de mantener su interior jugoso y tierno, lo cual da como resultado unas alas resecas y toscas. Acompáñame a conocer cuál es el truco que las deja perfectas y atrévete a darte un gustazo.

Consejos para un resultado divino

Así debes hacer las alitas de pollo al horno para que estén jugosas
Foto: Pixabay

Si lo deseas, podrás colocar no solo patatas como cama para las alitas. Pon unas zanahorias troceadas o las verduras que más te gusten. Como te he comentado, será la forma perfecta de tener al mismo tiempo lista la proteína y también la guarnición.

Modifica los aliños como quieras y añade hierbas frescas o secas, algunas especias de sabor potente o lo que prefieras. Eso sí, el tiempo de macerado es importante para que queden de gran sabor y placentera humedad. No hornees demasiado tiempo o terminarán muy secas. Si quieres un resultado más crujiente, es mejor usar el grill por unos minutos y no excederte en el tiempo de horneado.

Acompáñalas con lo que más te guste, su textura combina con todo, desde un puré de patatas cremoso o una fresca ensalada, el sabor te resultará delicioso.