Quantcast

Agosto se despide con lluvias y tormentas intensas en el este y noreste

La semana de transición entre agosto y septiembre estará marcada por la inestabilidad que dará lugar a chubascos y tormentas, sobre todo, en el este y noreste de la Península y en Baleares hasta el miércoles y que desde ese día se extenderán al resto de la Península, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

El portavoz de la AEMET, Rubén del Campo, ha destacado que este fin de semana se han producido lluvias muy fuertes, algunas de ellas de intensidad torrencial que se han producido, especialmente, en Levante y en el litoral de la comunidad valenciana.

En concreto, ha informado de que durante la mañana del domingo, día 29, «en poco menos de dos horas» en la localidad de Benicasim (Castellón) se recogieron 155 litros por metro cuadrado, lo que supone «prácticamente la tercera parte de lo que llueve durante todo el año en ese municipio».

«Se trata de la cifra más alta recogida en 24 horas para un mes de agosto en la provincia de Castellón desde que hay registros», ha precisado.

Además, ha añadido que durante la madrugada de este lunes, 30 de agosto, en el Puerto de Sagunto (Valencia), las precipitaciones han superado en poco más de una hora los 100 litros por metro cuadrado.

En cuanto a las temperaturas del fin de semana, en el Rincón de la Victoria y en Vélez Málaga, ambas en la provincia de Málaga, se alcanzaron 40ºC el sábado. Si bien el domingo se produjo una bajada general de las temperaturas, de modo que tan solo se superaron los 35ºC en la capital, Málaga y en puntos de la región de Murcia.

Del Campo ha recordado que esta semana, a caballo entre agosto y septiembre supone, en definitiva el paso del verano al otoño meteorológicos –aunque el ‘traspaso’ astronómico tendrá lugar en torno al 21 de septiembre–. Y en lo meteorológico estará marcado por la inestabilidad atmosférica que se traducirá en lluvias y chubascos, localmente fuertes y muy fuertes y acompañadas de tormentas y granizo, que el lunes y el martes afectarán sobre todo a las regiones mediterráneas, pero a partir del miércoles se extenderán a buena parte de la Península, junto con un claro descenso de las temperaturas.

Este lunes, un área de bajas presiones se irá acercando a la Península desde el Atlántico, aunque curiosamente las regiones que primero lo notarán serán las mediterráneas, con lluvias y chubascos en el tercio oriental de la Península y en Baleares. Los chubascos serán localmente fuertes el lunes por la tarde o muy fuertes en el sur de Aragón, la Comunidad Valenciana y en Cataluña.

«Mucha precaución esta tarde de lunes porque en algunos puntos de estas comunidades autónomas podrían superarse los 40 litros por metro cuadrado, y caer granizo y esto da lugar a activación de aviso naranja en estas zonas», ha avisado el portavoz de la AEMET, que añade que también se esperan nubes de evolución y chubascos tormentosos en puntos de Galicia, Castilla y León y entornos de los sistemas Central e Ibérico. En cuanto al resto de la Península, prevé intervalos nubosos pero sin lluvias o en todo caso precipitaciones de carácter débil. Las temperaturas con tantas nubes bajarán en el área mediterránea, mientras que en el resto no variarán demasiado.

Respecto al miércoles, 1 de septiembre, ha indicado que la situación será «similar», si acaso con «mayor inestabilidad» puesto que crecerán las nubes de evolución, con posibles chubascos ocasionales y dispersos en amplias zonas del norte y del centro de la Península, pero otra vez en el centro oriental peninsular los chubascos serán más frecuentes e intensos, con la posibilidad de que sean de nuevo fuertes, especialmente en el sur de Aragón, Cataluña y en la Comunidad Valenciana. El martes, también lo serán en el este de Castilla-La Mancha sin descartarlas en otros puntos próximos.

Además de esto, el portavoz agrega que podría haber tormentas con poca precipitación o tormentas secas y puntos del centro y sur la Península. Estas tormentas estarán acompañadas de pocas lluvias pero con «abundante aparato eléctrico».

Asimismo, ha precisado que las lluvias que caigan en estas zonas del centro y del sur podrían ir acompañadas de barro por la presencia de polvo en suspensión en las capas medias de la atmósfera. Las temperaturas este martes subirán en buena parte del país y se alcanzarán los 35ºC en los valles del Tajo, Guadiana y Guadalquivir.

SEMANA DE INESTABILIDAD

El miércoles, con el área de bajas presiones atlántica adentrándose ya en la península se producirá un notable aumento de la inestabilidad atmosférica, aunque hay algo de incertidumbre sobre la manera en que se repartirán los chubascos es probable que estos chubascos afecten de manera general a buena parte del territorio peninsular.

Estos chubascos irán acompañados de tormenta y, en ocasiones también de granizo, y serán fuertes en amplias zonas del centro y del norte de la Península, especialmente, en el nordeste. «Jornada muy complicada en muchas zonas de nuestro país», alerta.

Por el contrario, pronostica que las zonas menos afectadas por las precipitaciones serán las áreas litorales, especialmente el Golfo de Cádiz, el litoral catalán y en Baleares, donde en caso de darse serán débiles.

El miércoles las temperaturas subirán de madrugada y bajarán por el día, de modo que solo se alcanzarán los 32ºC en puntos aislados de la mitad sur.

En cuanto al jueves, ha comentado que seguirá el ambiente inestable, con lluvias y chubascos probables en amplias zonas aunque en principio serán menos extensos e intensos que el día anterior y además irán remitiendo en muchas zonas a lo largo del día.

No obstante serán fuertes y estarán acompañados de tormentas y granizo en el nordeste peninsular y las temperaturas seguirán en descenso.

De cara al fin de semana, observa que aunque lo más probable es que predomine el tiempo seco y suban las temperaturas de nuevo, en el tercio norte podrían continuar las lluvias y chubascos.

Por su parte, en Canarias durante buena parte de la semana predominarán los vientos alisios flojos a moderados durante buena parte de la semana, lo que dejará algunos intervalos de nubes en el norte de las islas y con temperaturas que no experimentarán grandes cambios en los próximos días.