Quantcast

Mernat, la gama de vinos más frescos de Bodegas NOC

  • Bodegas NOC presenta las nuevas añadas de sus vinos más frescos y estivales: Mernat de NOC Tinto 2017, un coupage de las cuatro uvas tintas de la bodega con crianza en barrica, Mernat de NOC Blanco 2019, monovarietal de Viognier, y Mernat de NOC Rosado 2020 (100 % Syrah), estos dos últimos criados sobre lías.
  • Los tres vinos proceden del viñedo que la bodega posee en Los Yébenes y son el resultado de un proyecto valiente y rompedor que ha conseguido, bajo la dirección de Ignacio de Miguel, elaborar vinos modernos, equilibrados y de una frescura y calidad extraordinarias en el corazón de los Montes de Toledo.

Bodegas NOC nace del empuje y la conciencia medioambiental del empresario Carlos Galdón, presidente y consejero delegado de Avanzalia Solar, y tiene como objetivo demostrar que hacer vinos frescos, elegantes, sutiles y de una calidad extraordinaria en una zona cálida como es Castilla-La Mancha es posible. Y lo es gracias a la altitud de su viñedo –uno de los más elevados de la región–, a las condiciones particulares de los Montes de Toledo donde se ubica y al trabajo de un equipo de primera que dirige el prestigioso enólogo Ignacio de Miguel.

Vino de calidad
Bodegas NOC

La zona de producción de la bodega está situada en Manzaneque (Toledo) y fue levantada en el año 1918 bajo el sello de Bodegas Tierras de Orgaz. Carlos Galdón la ha convertido en Bodegas NOC tras una importante inversión y una paulatina ampliación de las instalaciones que actualmente alcanzan los 10.000 m2 de superficie –una extensión tres veces superior que la del edificio originario– y albergan las últimas tecnologías en materia vitivinícola. Avances que permiten extraer el máximo potencial a un viñedo único en la región.

El fruto de una tierra única

Bodegas NOC forma parte de ese 11 % de bodegas en España que controlan al 100 % su propio viñedo. Este cuenta con un total de 43 hectáreas divididas en dos fincas –una situada en Manzaneque y otra en Los Yébenes, a unos 20 minutos de la bodega– que han sido plantadas con las variedades tintas Tempranillo, Syrah, Cabernet Sauvignon y Petit Verdot y las blancas Chardonnay y Viognier. Varietales que han encontrado en el terruño franco-arcillo-arenoso y en el microclima de los Montes de Toledo su hábitat ideal y que dan lugar a una completa gama de vinos que incluye las marcas NOC, Leyenda de NOC, NOC Brut y Mernat de NOC.

Vino de calidad
Bodegas NOC

La gama Mernat de NOC engloba un tinto con barrica, un blanco y un rosado, los tres procedentes del viñedo situado en Los Yébenes, capital de los Montes de Toledo. Se trata de una ubicación privilegiada donde se dan las condiciones idóneas para la elaboración de grandes vinos de los que hacen soñar y emocionarse. Geológicamente es una de las zonas más antiguas de la península, con suelos con predominio de cuarcitas y PHs muy bajos que aportan mayor acidez, frescura y un punto salino al vino distinguiéndolo de otras producciones en La Mancha, donde los PHs son altísimos por el exceso de sol y la alcalinidad del terreno. El clima –continental, con fuertes contrastes térmicos y mucho más húmedo que el de las regiones vecinas– y la altitud del viñedo –de entre 850 m y 1.000 m– favorecen también la singularidad de esta gama.

Mernat de NOC Tinto

Para Ignacio de Miguel, director del proyecto, los vinos no deben responder a una receta prestablecida sino a un estilo y a unos estándares de calidad concretos. La personalidad de Mernat de NOC Tinto en la añada 2017 se ha visto reforzada a través de un ensamblaje perfectamente equilibrado entre las cuatro variedades tintas que cultiva la bodega: Tempranillo, Syrah, Cabernet Sauvignon y Petit Verdot.

Vino de calidad
Mernat Tinto

La vendimia fue nocturna para enfatizar la frescura, las variedades se fermentaron por separado en depósitos de acero inoxidable, se afinaron en antiguas tinajas de hormigón y el vino ha tenido una crianza de menos de 12 meses en barricas de roble francés. Ninguna de las variedades sobresale de las otras y todas aportan su carácter varietal dando como resultado un tinto sincero, de intenso aroma frutal con notas ahumadas y especiadas, boca estructurada, carnosa, equilibrada y de elegantes tostados y final largo, que invita a tomar más. En mesa es muy versátil y su frescura lo hace ideal para acompañar cualquier comida estival.

Mernat de NOC blanco

Mernat de NOC Blanco 2019 es un monovarietal de Viognier perfecto para tomar como aperitivo o en el preludio de una fiesta por sus aromas a panadería, que recuerdan al champagne. Las uvas, procedentes de una vendimia manual para seleccionar las mejores, fermentan en depósitos de acero inoxidable a baja temperatura y, después, se realiza una crianza sobre sus lías para conseguir mayor complejidad aromática y en boca y para mejorar su potencial en botella.

Vino de calidad
Mernat Blanco

El exotismo de la varietal, originaria del valle del Ródano y perfectamente adaptada al terruño de los Montes de Toledo, se traduce en un vino de aroma intenso, frutal, con recuerdos de albaricoque, melocotón y flores blancas. En boca es fresco, goloso, complejo, largo y persistente. En definitiva, intenso como el sueño de una noche de verano.

Mernat de NOC rosado

Mernat de NOC Rosado es la apuesta personal de Elena Rincón, enóloga titular y mano derecha de Ignacio de Miguel. Es un rosado 100 % Syrah con tres meses de crianza sobre lías que aúna la elegancia y la delicadeza de los grandes rosados franceses con la intensidad aromática propia de la uva, su potente fruta y sus recuerdos golosos.

Vino de calidad
Mernat de NOC rosado

Mernat de NOC Rosado 2020 presenta aromas a frutas cítricas con recuerdos de violetas y gominolas y en boca es fresco, goloso, con una gran persistencia de la fruta gracias a la crianza sobre lías y con un final de notas dulces. El tapón de la botella, también aportación de la enóloga, es de cristal, lo que permite que pueda reutilizarse y evita la oxidación del vino. El vino es perfecto para el aperitivo, para acompañar una comida de principio a fin o para disfrutar de una puesta de sol en la que el color del cielo se funda con los reflejos rosáceos de nuestra copa.